Cipoleñas contaron sus historias en torno al paro nacional

Una trabajadora del Hospital, una paciente y comerciante opinaron sobre el paro que se vivió a nivel nacional.



1
#

Algunos sectores del Hospital decidieron adherirse a la medida de fuerza. (Foto: Oscar Livera )

2
#

Abigaíl debió tomarse un taxi para llegar al hospital pero el turno estaba suspendido. (Foto: Oscar Livera )

El paro nacional generó cambios en el ritmo habitual de las personas. Las calles céntricas se vieron vacías pese al movimiento que tuvo el rubro comercial. Ante la falta de transporte público, el sector de taxis contó con una elevada demanda por parte de las personas que necesitan llegar a sus trabajos o compromisos que tenían pautados con anterioridad. Determinados sectores de Salud Pública atendieron la demanda de los paciente sin embargo otros optaron por adherirse a la jornada de protesta.

Una de las historias detrás del paro fue la de Abigaíl, una joven cipoleña de 22 años que debió tomarse un taxi para llegar a horario al turno que tenía programado en el sector de Dermatología. “Llegué y me dijeron que la doctora se había adherido al paro. Ahora voy a tener que volver el martes que viene, a las seis de la mañana, para sacar otro turno. Me da bronca porque uno se levanta temprano para sacar turno y después que te digan eso da bronca. Yo pagué 50 pesos para llegar hasta acá y ahora me tengo que volver caminando”, explicó.

Datos

Otra historia similar es la de Graciela, una trabajadora del sector de Hemoterapia que tuvo que tomarse un taxi para poder llegar a su trabajo. “Normalmente vengo en colectivo. Tuve que coordinar 48 horas con un taxista porque sabía que iba a tener demanda. Me salió 75 pesos y me tengo que volver de la misma forma. Veo que está bien el paro nacional pero también veo que se complica poder llegar al trabajo”, expresó la joven de 25 años.
Una propietaria de un local comercial ubicado sobre calle Roca manifestó su apoyo al gobierno nacional aunque fue crítica con la situación económica que se vive. Al igual que otros comerciantes, Alejandra decidió atender ella al público, debido a que la Cámara de Comercio decidió no adherirse al paro por la crisis que atraviesa el sector.
“Yo apoyo este gobierno pero la parte económica no están andando bien. Este mes fue terrible (en cuanto a ventas), es una crisis bastante fuerte. Me parece que la solución no es parar un país. Creo que es un momento en el que todos tenemos que ponerle el hombro”, manifestó la mujer.

Comentarios


Cipoleñas contaron sus historias en torno al paro nacional