La exhibición de los precios es obligatoria

La Oficina de Defensa del Consumidor municipal es un área de bajo perfil que sin embargo muestra los resultados de sus mediaciones que la destacan por su gestión a nivel provincial.



1
#

El 60% de las audiencias convocadas terminan en conciliaciones satisfactorias entre las partes.(Foto: fotos Alfredo leiva )

2
#

La Omiduc se conformó hace nueve años.

3
#

La Oficina Municipal de Información y Defensa del Consumidor es la caja de resonancia de las quejas, reclamos y denuncias que suelen surgir cada vez en volumen mayor por parte de clientes que se sienten defraudados ante una compra o contratación.

El titular de la oficina, Guillermo Perea, sostuvo que en los últimos años la cantidad de situaciones conflictivas fue más o menos la misma, pero hoy la gente tiene más conciencia de sus derechos, y ayudaron mucho las campañas educativas que la Omiduc desarrolló desde su conformación, hace ya nueve años.

Además de fiscalizar la legislación vigente en materia de Lealtad Comercial y Defensa del Consumidor, la tarea de la oficina municipal es actuar ante las denuncias, citar a los comercios acusados y promover acuerdos de partes.

La tarea que realiza la Omiduc permite hallar soluciones mediante instancias de conciliación, con relativa rapidez, sin recurrir a la Justicia y con economía de recursos para todos.

Según Perea, “alrededor del 60%” de las audiencias convocadas terminan en una conciliación satisfactoria, por ejemplo en el reconocimiento del servicio defectuoso, el cambio del producto o la devolución de intereses mal cobrados.

La mayor cantidad de casos que tramita la Omiduc, en el último tiempo, se originan en clientes defraudados por compra de vehículos con planes de autoahorro, por incumplimientos de garantías por los llamados “servicios financieros” (créditos de fácil acceso, que cobran altísimos intereses).

También hay “clásicos” que se mantienen desde hace años como la telefonía, fija y celular, los comercios de electrodomésticos y la medicina prepaga.

Otras tareas de la Omiduc tienen que ver con el control de la exhibición de precios, de colas en los bancos, de mercadería vencida y otras que requieren constantes recorridas de los inspectores.

Pamela Reo es la responsable del área de Lealtad Comercial y señaló que su trabajo se complementa con charlas que dan en las escuelas y juntas vecinales. “Hay gente que no sabe que hay una oficina para estos temas, y cuando se entera empieza a recurrir”, afirmó.

Otro tema repetido en los últimos tiempos son las defraudaciones por compras en Internet, especialmente en servicios turísticos, como los alojamientos no habilitados.

Cambios de conducta

Perea dijo que la función de la Omiduc tiene directamente que ver con el poder sancionatorio que ejerce la dirección de Comercio Interior de la provincia y a nivel país la dirección nacional de Defensa del Consumidor, quienes intervienen cuando la conciliación en la instancia municipal no da resultado.

Según el funcionario “hubo un cambio en la conducta de los proveedores, que antes tenían más disposición a atender y solucionar los reclamos”.

Señaló que con el nuevo gobierno nacional se instaló otro clima de época, que identificó con “una mayor resistencia (de las empresas y comercios) a concurrir a las audiencias y a encontrar soluciones”.

Dijo que “hoy es común que concurra a la audiencia un abogado en representación y que no traiga ninguna propuesta. Entonces dilatan, piden una segunda y una tercera audiencia, para desgastar al cliente”, que a veces desiste cuando ve que el único camino posible es recurrir a la Justicia.

Perea dijo que en diciembre pasado Comercio Interior de la provincia, que estaba en la órbita del ministerio de Hacienda, pasó a depender de la Agencia de Recaudación Tributaria y que los resultados en ese caso “son buenos”, porque hay “más agilidad y sanción para los infractores”.

Señaló que por ley la escala de multas por faltas a la ley del consumidor van de los 1.000 pesos a los 5 millones.

Algunas cifras

La Omiduc logró resolver en los últimos cinco años un promedio de 270 conciliaciones anuales.

Según el informe presentado esta semana por la Omiduc a la Jefatura de Gabinete, en lo que va de 2018 recibió 1.332 denuncias y formalizó 606 expedientes por reclamos de consumidores.

De ese total 140 fueron por servicios financieros, 120 por incumplimientos de garantías, 98 por planes de ahorro de automotores, 56 por telefonía fija, 44 por telefonía móvil y 25 por medicina prepaga.

En el mismo lapso la oficina realizó 153 verificaciones por exhibición de precios y labró 13 infracciones. Además recaudó 125.000 pesos por verificación y control de balanzas.

Las resoluciones que homologan cada acuerdo conciliatorio entre cliente y proveedor deben ser firmadas por el intendente Gustavo Gennuso.

El último lunes, por ejemplo, fueron emitidas 20 de estas resoluciones y en el listado de las empresas que aceptaron acuerdos figuran Telecom SA (en cuatro casos), Total Sport SA (dos casos), La Anónima (tres), Banco Patagonia, DirecTV, Garbarino, Frávega y Vía Cargo.

Pamela Reo, de Lealtad Comercial, dijo que en materia de exhibición de precios los controles son constantes y las infracciones también. Los comerciantes saben de la obligación vigente, pero aún así algunos la incumplen.

Lo mismo ocurre con la mercadería vencida, en la que hay “mucha reincidencia”. Las multas en esos casos van de los 30.000 pesos “para arriba” e incluye la publicación en diarios, a cargo del infractor.

Difusión

Reo dijo que han dado buen resultado las charlas educativas que desarrolla la Omiduc en distintos ámbitos y también la obligatoriedad fijada por ordenanza en 2011 para que todos los comercios y los vehículos de transporte urbano exhiban un cartel con los principales derechos del consumidor y con el teléfono 0800-333-2153, que ofrece la Omiduc para efectuar denuncias.

En materia de precios, una conducta frecuente que ha recibido sanciones es publicar simplemente un número, sin aclarar en qué moneda, y cuando el cliente ingresa le dicen que son “dólares” y no pesos.

El mejor consejo: “Que la gente tenga cuidado con lo que firma”

“Hay gente que no sabe que hay una oficina para estos temas, y cuando se entera empieza a recurrir”.

Pamela Reo, a cargo del área de Lealtad Comercial de la Omiduc

En cifras

Datos

El trabajo de la Omiduc de Bariloche fue reconocido por el gobierno provincial, que le delegó ya varias funciones y la mantiene como una de las únicas dos oficinas municipales con esa potestad en todo Río Negro.
“Es por la fiscalización rápida y eficaz”, dijo Guillermo Perea.
Explicó que además de las compras por Internet, un rubro comercial que tiene cada vez más denuncias es el de las financieras.
Aconsejó a la gente que “tenga cuidado en lo que firma”, porque muchas veces pactan condiciones de pago que después no pueden afrontar. Dijo que las empresas que comercializan ese servicio son citadas por la Omiduc “pero no hay mucho por hacer, porque cumplen con lo pactado”.
En algunos casos aceptan estirar las fechas de pago, pero con intereses todavía mayores.
Otro caso típico son los planes de ahorro de autos contratados por internet, con entrega en “cuota pactada” (cuando lo normal en planes oficiales es por sorteo o licitación), a cambio de un depósito de dinero a una cuenta de dudoso origen. “Algunos han llegado a depositar 150.000 pesos para tener el auto, pero resulta que el titular de la cuenta es alguien que no trabaja más con la firma y el dinero nunca más lo recuperan”, afirmó Perea.
“Hay gente que no sabe que hay una oficina para estos temas, y cuando se entera empieza a recurrir”.
$ 1.000
es el valor mínimo de la multa por infracciones a la ley del consumidor. El máximo puede llegar a los 5 millones.
1.332
denuncias de clientes o compradores se recibieron en la Omiduc en lo que va del año.
153
verificaciones por
exhibición de precios efectuaron los inspectores de la Omiduc este año y labraron 13 infracciones.

Comentarios


La exhibición de los precios es obligatoria