Comerciantes cuestionaron el aumento de la tarifa de CALF

Acipan criticó a Quiroga por acceder a los pedidos de la cooperativa. Reclaman costos de facturación “transparentes”. El intendente vetó la ordenanza que eliminaba tres porcentajes en la boleta que encarecía el costo final a pagar por el usuario.



Los comerciantes cuestionaron el 38% de incremento de la tarifa en Neuquén, que el intendente Horacio Quiroga autorizó a partir del 1 de julio.
Desde Acipan criticaron que el jefe comunal accediera al incremento que le pidió CALF.

Reclamaron costos de facturación“transparentes” y que “se eliminen cargos que no son razonables”.
El titular de Acipan, Daniel González, sostuvo que CALF “tiene uno de los costos tarifarios más altos del país” y que “no está claro a qué se destina lo que se recauda”.

El aumento se pondrá en vigencia con la facturación del mes que viene y se hizo por la “cláusula gatillo”, que le permite al jefe comunal modificar la tarifa por variaciones salariales y como en este caso, por incremento de la compra de energía que por la resolución 366 de Cammesa se aumentó en cuotas para aplicar en febrero, en mayo y agosto de 2019.

Hacia arriba

38,27%
es la suba que autorizó por decreto el intendente Horacio Quiroga, utilizando el beneficio de la cláusula gatillo.

La suba se autorizó el 27 de junio para aplicar en julio y no incluyó porcentajes por el crédito que el jefe comunal informó que tomaría para cancelar la deuda con Cammesa y que la cooperativa acordaría con el ministerio del Interior que se pagaría con la coparticipación provincial.

Otro veto de Quiroga
Finalmente el intendente Horacio Quiroga cumplió con su palabra y vetó la ordenanza que suspendía los porcentajes de la facturación d e CALF que se le cobra al usuario por alumbrado público, mantenimiento y capitalización para obras. En su reemplazo la norma determinaba un monto fijo, que permitía reducir el costos total de la factura en aproximadamente un 30%.

Si bien hasta anoche el decreto no estaba publicado en el Boletín Oficial, fuentes del Ejecutivo municipal confirmaron a “Río Negro” que la firma del intendente ya estaba estampada en el veto.

Con esto se anuló la norma que buscaba reducir lo que el usuario debe abonar mensualmente por el consumo de luz.
Se creaba un cargo fijo de 104 pesos por capitalización, más 25 pesos de costo administrativo y otros 20 pesos por alumbrado.En total determinaba un gasto fijo de 149 pesos mensuales. Hoy se cobra un porcentaje del costo por cada uno de estos ítem.

Al momento de la sanción por mayoría de esa ordenanza, los concejales de la oposición aseguraron que “cada contribuyente notará un 30% de reducción en el pago de la energía en la capital neuquina”. Pero nada de esto va a suceder.


Comentarios


Comerciantes cuestionaron el aumento de la tarifa de CALF