¿Cómo evitar los problemas con el envenenamiento animal?

Además de los envenenamientos intencionados, los animales pueden sufrir distintos tipos de intoxicaciones, muchas de ellas por descuidos en casa. ¿Cómo evitarlas? ¿Qué debemos hacer ante un caso de estas características?

Algunos síntomas pueden ser excitación, salivación exagerada, descoordinación, inseguridad al caminar, tropezones y convulsiones.

Algunos síntomas pueden ser excitación, salivación exagerada, descoordinación, inseguridad al caminar, tropezones y convulsiones.

Las intoxicaciones por veneno en los animales domésticos son causadas por dos factores importantes, los de carácter espontáneo y los provocados (sea de forma involuntaria o voluntaria).


Los espontáneos son los que suceden cuando la mascota ingiere el tóxico que encontró, quizás en el mismo lugar donde habita el animal. La mayoría de las veces ocurre por guardar de manera “descuidada” los productos con alto contenido químico, por ejemplo.

Luego están los provocados, como puede ocurrir de manera involuntaria; o por la mente perversa que produce el envenenamiento adrede.

Respecto a los que suceden por un accionar involuntario, la mayoría es a causa de la negligencia del ser humano al dejar productos en lugares inapropiados como medicamentos, que para los animales suelen ser tan tóxicos como el veneno mismo. Otro ejemplo de los envenenamientos involuntarios es dejar agua con lavandina o líquidos para limpieza y desinfección del hogar en baldes o recipientes, en lugares donde el animal sediento es atraído y termina intoxicado.

Según el veterinario Jorge Vaccari (MP N° 262) de Roca, “a menudo los animales que habitan en zona rurales suelen intoxicarse también con productos y agroquímicos utilizados para remedios en las plantaciones. Ante conceptos generalizados y el desconocimiento fomentado a través del boca en boca se cometen muchos errores al utilizar ciertos remedios químicos en animales domésticos, sin antes consultar con un profesional. El plus de la explicación del profesional al comprar un remedio y la importancia de la lectura del prospecto del remedio es fundamental. La mayoría de las veces medican a los animales sin el conocimiento necesario, por ejemplo con la finalidad antiparasitaria y la eliminación de huéspedes molestos y detestables”.

Cuando la intoxicación es por una mala dosificación de productos de baño, es fundamental sacar el tóxico de la piel con otro baño.


Muchas personas creen que una pipeta dura toda una temporada, cuando tiempo aproximado de protección es de 30 días, en el lomo de un perro.

“Algunas personas suministran a sus animales domésticos un par de gotitas de Sevín , un agroquímico, como antiparasitario; y es un producto que no está avalado para uso veterinario. Lo mismo sucede con la dosificación al usar antiparasitarios o algún producto de uso externo, se cree que al colocar un poco más obtendrá mejor resultado, sin tener en cuenta la posible intoxicación del animal. Cuando administran más de lo que marca una dosis, esa pequeña cantidad extra es la que puede producir la intoxicación. Si el prospecto dice una medida hay que respetar”, explica el profesional.

Los venenos se determinan en súper agudos, agudos y crónicos. Según Vaccari, la gran variedad de tóxicos que existe hoy en día en el mercado hace que los tratamientos varíen. Ante estas circunstancias resulta imposible proveer un botiquín para estos casos, porque no hay un tratamiento específico. El concepto de convulsión, por ejemplo, no está muy claro en la población.

La convulsión puede ser ocasionada por varias razones en una mascota, ya sea por excesiva fiebre, por epilepsia, o por causa de un tóxico. Entonces, “en el caso de un perro envenenado va a estar con convulsiones, pero no va a tener fiebre”, explica. En ese momento es fundamental saber distinguir las reacciones y síntomas del animal afectado.

Es fundamental estar atentos a los síntomas, sobre todo ante posibles convulsiones.


Los envenenamientos de carácter súper agudo matan en el acto. Los crónicos son a causa de raticidas, y tienen de 7 a 12 días para recuperarse y tratar las consecuencias. Este veneno tiene un antídoto específico, pero hay otros tóxicos como fertilizantes de jardín, que tienen otras drogas y son muy variables además de potentes.

Para todos los venenos que son ingeridos se les da la porción de agua oxigenada (1/3 al 10% mas 2/3 de agua) a razón de 2 cc. por kilo de peso del animal.

Si la intoxicación es a causa de una dosificación mal interpretada de un producto para baño, ayudará bañarlo con agua jabonosa para sacar el tóxico de la piel del animal.

Los envenenamiento con órganos fosforados pueden ser por agroquímicos o sobredosis en medicina veterinaria con antiparasitarios, que se da en malas dosis de concentración.


En el caso de la Ivermectina es un excelente antiparasitario. Se utiliza en el campo en ovejas y vacas, para tratar la sarna y, en ciertos casos, garrapatas.

Cuando se usa en caninos, la dosis debe ser baja y ajustada. No se le puede dar a un perro chiquito, y no funciona en todos los perros. Razas como los Collie, Collie Escocés y todas sus mezclas, Bordier Collie, Bóxer o el Viejo Pastor Inglés “son susceptibles a la Ivermectina por una cuestión genética que, usado en estas razas, termina causando la muerte con una intoxicación aguda”, determina el profesional.

Todos los zooterápicos deben ser utilizados bajo la prescripción de un profesional, y la venta de éstos debe ser realizada en lugares habilitados, contando siempre con la explicación adecuada del profesional.

“Existe una ley de farmacias en la provincia, que los zooterápicos se compran donde se tienen que vender”, afirma para terminar Vaccari.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


¿Cómo evitar los problemas con el envenenamiento animal?