Cómo funcionan y cuándo se aplican las placas antihumedad

Una solución efectiva frente a determinados problemas de humedad en los muros de la vivienda. Además brindan la posibilidad de una terminación de pared agradable por la gran cantidad de diseños que hay en el mercado.



El problema de humedad en los muros de una vivienda puede ser el resultado de diversos factores y hay que analizar cada uno de ellos hasta saber exactamente cuál es el origen del mismo.

Una vez detectado de dónde proviene la humedad es tiempo de comenzar a buscar las soluciones más pertinentes para tratar de acabar con este problema.

En líneas generales, las causas más comunes de humedad en paredes surgen como consecuencia de filtraciones, condensación o por capilaridad.
Una vez que se tenga bien claro a qué se debe la humedad que hay presente en la vivienda se podrán tomar las medidas estructurales para mejorar la situación.

Si la aparición de manchas de humedad tiene que ver con la condensación, esto es un problema que se genera dentro de la casa. En ese caso, lo primero que se debe hacer es mantener la vivienda seca y para ello se utilizan deshumidificadores o métodos simples como ventilar ambientes. Uno de los motivos que puede favorecer la aparición de este tipo de humedad en la vivienda es la presencia de plantas en el interior del hogar.

Si la humedad es por capilaridad, es decir que proviene del suelo y trepa por las paredes hasta asomar en los revoques del interior, lo mejor que se puede hacer es recurrir a la colocación de placas antihumedad.


Estas placas son revestimientos que permiten eliminar este problema de forma definitiva, puesto que absorben la humedad y la microevaporan.

De esta manera, la humedad va desapareciendo de a poco, sin afectar la vida de los habitantes del hogar.

Este último punto es algo que hay que tener en cuenta cuando aparece la humedad en el interior de la vivienda. Más allá de la cuestión estética, porque a nadie le gusta tener paredes desgranándose lentamente o con manchas negras por la aparición de hongos, lo primordial es mantener la salud de los habitantes del hogar.

La humedad dentro de las paredes hogareñas genera problemas de respiración, malos olores o alergias y por ello es fundamental prestar atención cuando aparece este tipo de síntomas en la vivienda.

Tecnología para terminar con la humedad

Los paneles antihumedad disponibles en el mercado están diseñados con los materiales y la tecnología adecuada para darles la porosidad necesaria, que les permita absorber la humedad de la pared y liberarla de manera gradual y controlada al ambiente. Además, en la capa externa las placas tienen un alto nivel de impermeabilidad evitando que el vapor del ambiente se filtre y se instale entre la pared y la placa.

Otra de las ventajas que tienen las placas antihumedad es que son decorativas, por lo que harán que además de solucionar el problema de la humedad en paredes aportarán un toque de diseño extra al ambiente, ya que hay una gran cantidad de terminaciones y figuras para hacer una elección acertada y darle un toque final al trabajo.

Cómo se instalan

Los proveedores de estas placas antihumedad tienen la experiencia necesaria para la colocación de las mismas y que estas funcionen realmente como tiene que ser para eliminar la humedad de manera definitiva.

Es un trabajo bastante limpio ya que en el peor de los casos solo hay que hacer unos pequeños recortes en el revoque que ya está puesto en la pared para que la placa se adhiera con el pegamento que se utiliza para tal fin.


Apenas instalada, la placa comienza a hacer su trabajo de manera inmediata. Una de las precauciones que hay que tener es cuando se quiere pintar estas placas con algún color ya que originalmente de fábrica son blancas. En este sentido se debe consultar a los especialistas sobre el tema ya que si se aplica cualquier pintura se corre el riesgo de tapar los poros de la placa y que esta deje de cumplir su función.

Los proveedores de este sistema conocen mejor que nadie qué productos se pueden utilizar para pintar las placas y en qué proporción debe ser colocado.

Por último, algo que muchos reconocen como una ventaja diferencial es que la instalación de placas antihumedad no posee tiempos de espera prolongados, no se deben hacer tratamientos previos a la colocación y tampoco posteriores para que comience a funcionar.

Distintos tipos de humedad

La causa de que haya humedad dentro de una vivienda puede deberse a tres motivos principales.

1- Por filtración. Es aquella que se origina a causa de una excesiva entrada de agua desde el exterior hacia el interior de la vivienda, bien sea a través de grietas o fisuras que pudiera tener la misma.

2- Por condensación. Es un fenómeno que se produce cuando el vapor de agua que está contenido en el aire se transforma en líquido al entrar en contacto con una superficie fría. En el caso de las viviendas, la humedad por condensación se da cuando la temperatura interior de una casa es superior a la del exterior y se manifiesta en ventanas, paredes y techos.

3- Por capilaridad. Provocada por la acumulación de agua en el subsuelo, especialmente en épocas de lluvia. El agua almacenada en el terreno puede tener dificultades para circular hacia abajo, por lo que se estanca y acaba siendo absorbida por la cimentación y las soleras de los edificios.


Comentarios


Cómo funcionan y cuándo se aplican las placas antihumedad