“Como una gota de agua caída del cielo”

Se aproxima la fiesta de nuestra Virgen Santa Catalina y es el segundo año sin el padre Juan José Urrutia (Juanjo para todos) y duele que hoy no gocemos del entusiasmo con que nos juntábamos para organizar todo, desde la procesión, celebración y hasta el festival con los fuegos artificiales (herencia que nos dejó el padre Luis Klobertanz). Los jóvenes ocupados y comprometidos eran un ir y venir, llenos de alegría preguntando qué hacían o qué faltaba por hacer, corrían para que todo estuviera en orden y hasta lustraban los bancos para que todo brillara. De pronto, todo se terminó de un día para el otro y nos llevaron al gestor, el misionero que supo mostrar a Jesús de una forma diferente a un grupo enorme de jóvenes allenses que descubrió, a través del Evangelio humilde, sincero, respetuoso y desinteresado de este padre Juanjo, que Jesús está en el rostro de mi prójimo (preguntándome hasta hoy, ¿él no es mi prójimo?). Y entonces... a mis “superiores” que dicen y piden que la Iglesia sea consciente para la misión, que se requieren nuevas formas para comunicar eficazmente la palabra de Dios (Benedicto XVI, Exhort apostólica postsinodal Verbun Domini, 97) “con una fe renovada de adhesión personal” (Carta apost. Porta fidei, 8), ¿qué testimonio me está mostrando hoy mi Iglesia? El avasallamiento, la violencia, la intolerancia, el interés económico, fue la homilía en todo este tiempo. Nos desmoralizó de tal manera que todo lo construido no vale, ¿no sirve? Hoy, y en medio de la tristeza que nos invadió, llegó el diácono Juan Pablo Buda (Juanpi) como una gota de agua caída del cielo, con un mensaje de Jesús: continúa con la obra “junta mi rebaño que se ha dispersado”, “yo soy el buen pastor” (Juan 10, 14), “yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos” (mt 28, 19). Por eso hoy nos convoca esta promesa, una alegría para celebrar el 7 de diciembre su ordenación sacerdotal y la esperanza de que nuestros jóvenes también reciban la bendición de nuestro señor Jesús, como una gota de agua caída del cielo. Ramona B. Orellano, DNI 10.213.656 Allen

Ramona B. Orellano, DNI 10.213.656 Allen


Comentarios


“Como una gota de agua caída del cielo”