Consumo: comprar menos y de menor calidad

El derrumbe del consumo no se detiene. Las ventas en supermercados acumulan 15 meses en baja. Al impacto que la crisis genera sobre los que menos tienen, se suma además un cambio en los hábitos de compra de los sectores de mayor poder adquisitivo.



El impacto de la crisis económica sobre la capacidad de compra del bolsillo medio, es cada vez más profundo.
En el mes de septiembre el volumen de compra en los supermercados, cayó un 8,8% en términos interanuales. Los datos surgen de la estadística publicada esta semana por el Indec, y la medición fue realizada a precios constantes, es decir eliminando la componente inflación de los montos facturados.
La baja no se detiene desde hace 15 meses, y la caída acumulada en los primeros nueve meses del año, llega al 11,8%.
El dato oficial confirma el diagnóstico que viene realizando la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came). Dicho relevamiento estima que las cantidades vendidas en comercios minoristas acumula 22 meses a la baja, con una caída del 11,6% en octubre y una merma acumulada del 12,7% en lo que va del año.

La duración de la crisis económica genera cambios de habito de compra. Los segmentos de ingreso medio y alto, comienzan a volcarse a las segundas marcas.


Asimismo, el Indec dió a conocer el dato referido a la evolución del consumo en Centros de Compra (shioppings). El informe revela que en septiembre y medida a precios constantes, la facturación de los shoppings cayó un 3,8% interanual. Las caídas más significativas se dan en los rubros juguetería (-24%), esparcimiento (-18,2%), librería (-15,2%), patio de comidas (-7,8%), e indumentaria y calzado (-6,2%).
El dato refleja que la ola expansiva de la crisis ya no solo afecta a los sectores más postergados, sino que ya alcanza a los segmentos de ingresos medios y altos.
En este sentido, un informe elaborado por el Centro de Liderazgo en Mercados y Retail del IAE Business School, revela que en los segmentos ABC1 del consumo, existe una tendencia creciente a elegir productos de segundas marcas. El estudio revela que los consumidores premium solo representan el 10% del consumo total, pero comienzan a volcarse lentamente a las marcas ‘B’. Las cambios de hábito en las compras alcanzan a rubros como pañales, dulce de leche, bebidas, leche, o pizzas congeladas.
Los consumidores de ingreso medio y medio bajo por el contrario, representan el 87% del consumo total, pero su objetivo es sostener el nivel de consumo y evitar que mismo se siga reduciendo.
Se resalta además que como producto de la extensión de la crisis, los almacenes tradicionales han vuelto a acaparar penetración en desmedro de las cadenas de supermercados.

En números

15
Los meses que acumula la caída en las compras en supermercados según el Indec. En lo que va de 2019, la baja llega al 11,8%.
24%
La caída interanual en la facturación de las jugueterías durante el mes de septiembre, según Indec.

Comentarios


Consumo: comprar menos y de menor calidad