Con velas y en silencio, para pedir por el niño golpeado

Unas 40 personas se concentraron en el hospital. El padre del niño dijo que evoluciona favorablemente y que “pasó una situación complicada pero ya está resguardado”.



1
#

2
#

3
#

Mujeres y niños con vales acompañaron el reclamo de Justicia por el niño golpeado. Fotos: Chino Leiva

VIOLENCIA

Con velas blancas encendidas y un penetrante silencio de dolor, unas 40 personas, mayoritariamente mujeres, se reunieron frente al hospital zonal “Ramón Carrillo” para pedir Justicia por el niño de 4 años que fue brutalmente golpeado por su padrastro Martín Fabre, quien sigue detenido.

La convocatoria se realizó por redes sociales y allí llegaron la noche del sábado a las 19, un grupo de mujeres, niños y también familiares, que manifestaron su apoyo para que el niño se recupere pronto y pidieron que se castigue al culpable de la agresión que llevó al pequeño a quedar internado en terapia intensiva hasta este sábado producto de la fuerte golpiza propinada por la pareja de su madre.

El padre biológico del niño, quien acompaña en el hospital su evolución, se hizo presente en el acceso viejo del hospital para agradecer el acompañamiento. Allí dijo que el niño “está estable, evoluciona favorablemente y probablemente lunes o martes recibirá el alta”.

El joven dijo que profesionales de Desarrollo Social sugirieron que el niño quede con su padre una vez que reciba el alta y confirmó que lo llevará a Buenos Aires donde reside. Al comentar esta situación algunas mujeres presentes gritaron que reclame la tenencia del menor.

“Es muy complicado lo que pasó, ella (por la madre del niño) no pudo controlar la situación” señaló el joven quien afirmó que la versión de la mujer fue que “estuvo secuestrada” por su pareja, Fabre, quien atacó al niño.

El joven dijo que prefería no ahondar en lo que pasó con la madre del niño e insistió que ahora “está resguardado”.

“Dale amor, estamos con vos”, dijo una de las mujeres que portaba una vela encendida mientras que otras gritaban el pedido de Justicia.

Antes que el joven salga del centro de salud a agradecer, una mujer tomó la palabra y dijo que todos estaban movilizados “ante tremenda aberración hacia un inocente” e invitó a rezar un Padre Nuestro para acompañar al niño.

También en el lugar estaba el comisario Osvaldo Tellería que fue consultado públicamente por el agresor y confirmó que continúa detenido con una causa judicial. En el interior del hospital un agente policial custodiaba el ingreso.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Con velas y en silencio, para pedir por el niño golpeado