Logo Rio Negro

Condenaron a prisión perpetua a Carlos Erbín por el femicidio de Nahiara

La justicia condenó al padrastro de la niña de tres años a la máxima pena y a Valeria Miranda, la madre, a 12 años de prisión, por el caso ocurrido hace más de un año en la Línea Sur.




Carlos Erbín (39) y Valeria Miranda (21) fueron condenados este mediodía a las penas de prisión perpetua por el delito de femicidio y la pena 12 años de prisión por el delito de abandono seguido de muerte, respectivamente.

La decisión del juez de la causa, Gastón Martín, se conoció durante la audiencia de cesura realizada este viernes a las 12 el mediodía en la Ciudad Judicial de Roca.

Las condenas son por sus distintas responsabilidades en la muerte de Nahiara (3) el 7 de abril de 2020; en un caso cuya sentencia demostró que medió maltrato y violencia de género.

Lectura de sentencia por el caso de femicidio de una niña de tres años en Los Menucos. Foto: Cesar Izza

Erbín, padrastro de la niña, continuará en prisión preventiva hasta que se conozca la sentencia definitiva. El pedido, al cual el juez accedió, fue realizado por el Ministerio Público Fiscal (MPF) durante la audiencia del lunes.

"La pena respeta los principios de legalidad y responsabilidad", argumentó la sentencia que descartó el pedido de la defensa de Erbín. Carlos Vila, abogado del padrastro, reclamó en la primera audiencia mesura y por ello solicitó el plazo de 20 años de prisión.

"Con el avance de la causa, solicitamos que la prisión preventiva del imputado sea prorrogada hasta que el fallo quede firme, considerando que los recursos que se puedan llegar a plantear son limitados sumado a la declaración de culpabilidad y la pena perpetua que estamos solicitando hoy”, comentó el fiscal Andrés Nelli.

En el caso de Miranda, el juez resolvió no tener en consideración el pedido del defensor oficial, quien solicitó la condena mínima de 6 años y 8 meses de prisión. Gastón Martín llegó a la conclusión que la única víctima es la niña muerta. Y que pese a la difícil situación económica, la carencia educativa o el contexto de violencia intrafamiliar donde se crio la madre, estos no fueron justificativos para dar lugar al pedido de la defensa.

"En el juicio debí llamar en reiteradas ocasiones la atención (a Valeria Miranda) por interrupciones a los declarantes. Lo cual muestra que es capaz de defenderse", añadió el juez en la lectura del fallo. Además precisó que ella permanecerá en presión preventiva en el penal 2 de Roca, hasta que la sentencia quede firme.

Eduardo Luis Carreras, quien representa legalmente a la madre de la víctima, pidió en la primer audiencia de cesura la pena mínima.

El fundamento sustentado tras las pericias a las que fue sometida Miranda, residía en la existencia de un contexto de violencia intrafamiliar al cual la mujer fue sometida en una edad muy temprana. "Además hay una pena natural que es la de haber perdido a su pequeña hija”, agregó el defensor oficial.

La formulación de cargos por parte de la fiscalía tenía en consideración la pena de presión perpetua para Erbín y que además sea declarado responsable por el delito de femicidio. Por su parte con respecto a la mujer, que fue previamente declarada culpable por los delitos de "abandono de persona seguido de muerte, agravado por el vínculo", el MPF había solicitado 17 años de prisión.

Según la fiscalía, con lo que respecta a la mujer se tuvo en consideración una atenuación de la pena por no contar con antecedentes legales y ser víctima también de violencia de género.

Los hechos


El 7 de abril del 2020, personal de salud pública de Los Menucos llegó hasta el paraje Las Mochas, ubicado a 40 kilómetros al norte de esa localidad para asistir a la pequeña Nahiara.

Cuando llegó la asistencia, la menor ya no presentaba signos vitales por lo que se prosiguió a dar intervención al personal de la policía y se inició una investigación. La primera hipótesis que elaboró su madre fue que días antes la niña había caído de una escalera, desde 2 metros de altura, y se golpeó la cabeza.

Tras la autopsia se corroboró que Nahiara presentaba un fuerte golpe en el cráneo, pero también develó que era sometida a severos castigos que habían dejado rastros en su cuerpo.

El caso dio inició al primer juicio por jurados que realizó la Segunda Circunscripción del Poder Judicial. El debate oral transcurrió desde el 23 al 28 de agosto.

El jurado popular declaró de manera unánime la culpabilidad de los condenados. Junto a ese declaración se formuló el veredicto de culpabilidad, que habilitó el proceso de cesura a cargo del juez técnico Gastón Martín.

"Por primera vez el pueblo habló en una sentencia y tomo una decisión que no puede ser ignorada bajo ningún aspecto", recalcó Martín en la audiencia de este viernes.


Comentarios


Condenaron a prisión perpetua a Carlos Erbín por el femicidio de Nahiara