Condenaron a un taxista y dos "colaboradores" por vender cocaína 14-6-03

El chofer fue sentenciado a más de cuatro años de cárcel, acusado de ser quien lideraba la venta de estupefacientes



ROCA (AR).- Un taxista y dos "colaboradores" fueron condenados a penas que van desde los dos años de prisión en suspenso a cuatro años y tres meses de prisión efectiva, luego de ser hallados culpables por la Justicia Federal de comercializar cocaína en Roca.

Los integrantes del Tribunal Oral Federal, basaron el fallo en las escuchas telefónicas y el seguimiento y posterior requisa de un vehículo que hicieron los integrantes de Toxicomanía de la policía provincial.

Los condenados fueron Ramón Enrique Lobo, alias "El Tucumano", a cuatro años y tres meses de cárcel; Pablo Ariel Estremador, alias "Cabeza" o "Cabezón", a dos años y dos meses de cumplimiento efectivo; y Rubén Adrián Sbaizero, a dos años de prisión en suspenso.

El 14 de febrero pasado, minutos después de la medianoche, Lobo y Estremador fueron interceptados mientras circulaban en un Peugeot 404 en la esquina de Gelonch y Buenos Aires de Roca.

Los integrantes de Toxicomanía encontraron unos 30 gramos de cocaína en forma de tizas y unas "bochitas" que estaban en unos envoltorios de nailon. Esa cantidad de droga equivale aproximadamente a unos 300 pesos. Si la cocaína se "estira" con otras sustancias, se logra un rédito económico mayor.

Las "tizas" fueron descubiertas en el interior del panel de la puerta delantera izquierda del auto, mientras que dentro de un atado de cigarrillos, y debajo de uno de los asientos, fueron halladas las "bochitas" de cocaína.

El seguimiento se venía realizando desde hace tiempo, y esa noche, Sbaizero concurrió a un pub céntrico donde entregó un paquete a Lobo, según declaró uno de los policías, que estaba de civil en el lugar esperando la entrega.

Desde allí, Lobo y Estremador fueron hasta un domicilio, aunque antes de llegar fueron interceptados por los investigadores.

Los integrantes del Tribunal Oral consideraron que había pruebas suficientes para determinar que Lobo se dedicaba a la tenencia de estupefaciente con fines de comercialización.

Con respecto a Estremador, se lo consideró un "permanente colaborador de Lobo", y con tres seudónimos, aparece en varias comunicaciones telefónicas.

De Sbaizero, indicaron que ese día concurrió al encuentro con Lobo tras una llamada telefónica de este, aunque se concluyó en que el día del hecho, "prestó una colaboración no esencial a Lobo".


Comentarios


Condenaron a un taxista y dos "colaboradores" por vender cocaína 14-6-03