Confirman sospechas sobre el «Hannibal» argentino





Los investigadores del crimen de un hombre que fue asesinado, descuartizado e incinerado en una salamandra en la localidad bonaerense de Daireaux confirmaron que el corazón y los riñones de la víctima fueron fileteados y cocinados a la provenzal en una olla, informaron fuentes policiales.

Por el caso fue detenido el hijo de la víctima, apodado por la policía como «El Hannibal de Daireaux».»Ya tenemos un primer informe de lo que se halló dentro de una olla en la cocina y se confirmó que los restos de comida encontrados allí eran el corazón y los riñones de la víctima fileteados y salteados a la provenzal», dijo una alta fuente policial del Ministerio de Seguridad bonaerense. «No tenemos dudas de que este hombre se comió el corazón y los riñones de su padre. Sólo se encontraron algunos restos en la olla», resaltó el mismo informante.

El hecho se descubrió ayer por la tarde en la casa de la víctima, Raúl Prudencio Piñel (57), ubicada en Antártida Argentina, entre Saavedra y Moreno, del humilde barrio Don Cándido de Daireaux, en la zona oeste de la provincia de Buenos Aires.

Un vecino de Piñel fue a visitarlo y al ver que en la casa había muchos rastros de sangre alertó a un policía de la seccional local que pasaba por la zona. Cuando los efectivos de la comisaría de Daireaux se dirigieron hasta la vivienda y tocaron a la puerta, salió el hijo de la víctima, identificado como Raúl Ernesto Piñel (33), con las manos ensangrentadas. Al ingresar a la casa, los policías descubrieron que en el piso de la cocina había vísceras humanas y parte de una columna vertebral. Otros trozos humanos seccionados, que para los investigadores pertenecían a Piñel padre, fueron encontrados en una estufa tipo salamandra y en una cocina de la vivienda. (Télam)


Comentarios


Seguí Leyendo

Confirman sospechas sobre el «Hannibal» argentino