Conflicto en Villa Mascardi: hay 17 causas penales

Ninguna tiene una definición. En la fiscalía de Bariloche dicen que no hay autores identificados. El dueño de la última cabaña incendiada dice que los problemas comenzaron con la instalación de una comunidad mapuche en la zona.





Un grupo de 10 personas encapuchadas arrojaron piedras a los automotores que circulaban esta tarde de miércoles por la ruta nacional 40, a unos 35 kilómetros al sur de Bariloche. (Foto Archivo)

Un grupo de 10 personas encapuchadas arrojaron piedras a los automotores que circulaban esta tarde de miércoles por la ruta nacional 40, a unos 35 kilómetros al sur de Bariloche. (Foto Archivo)

Con la denuncia que hizo el encargado de La Cristalina por los daños perpetrados en esa emblemática cabaña, ubicada en Villa Mascardi, son 17 las causas penales que se acumulan en el Ministerio Público Fiscal de Bariloche.

Ninguna llegó aún a la etapa de la formulación de cargos, porque hasta el momento no hay ningún sospechoso identificado, informaron ayer desde el Ministerio Público Fiscal. La formulación de cargos es la puerta  que los fiscales deben superar para comenzar formalmente con las investigaciones.

Desde la fiscalía afirmaron ayer que las investigaciones preliminares están avanzando, y reiteraron que es difícil porque los autores de los hechos de vandalismo actúan de noche, encapuchados y no hay testigos.

La mayoría de las causas se originaron por denuncias de robo, daños y amenazas contra pobladores de esa villa, ubicada a unos 35 kilómetros al sur de Bariloche.

Diego Frutos dijo ayer a RÍO NEGRO que el cuidador de la cabaña le avisó el domingo que había encontrado en horas del mediodía la casa incendiada. Dijo que la quema de cabañas en Villa Mascardi “viene sucediendo desde hace varios meses”.

Denunció que los problemas se originaron a partir de la ocupación de tierras fiscales a manos de “una seudo comunidad mapuche”, en referencia a la Lof Lafken Winkul Mapu, que se instaló a principios de noviembre de 2017 en ese lugar.

“Primero roban todo lo robable y después terminan incendiado”, contó Frutos desde Buenos Aires, donde lo sorprendió la cuarentena obligatoria por la pandemia, causada por el nuevo coronavirus.

Relató que desde marzo pasado que no puede retornar a su casa en Villa Mascardi.

“La verdad que esta situación es desesperante”, sostuvo. Afirmó que vecinos de la villa hicieron hasta el momento 108 denuncias sobre hechos de vandalismo y robos. Ninguna avanzó. “Tampoco hemos recibido ninguna respuesta de Nación ni del Gobierno de Río Negro”, aseguró. “Se tiran la pelota unos a otros”, planteó.

Dijo que la Cristalina está ubicada en un lote de 5 hectáreas que es privado desde 1945. Dijo que compró esa propiedad con título y escritura. Y describió que los daños en la casa son casi totales.

Respecto a las mesas de diálogo que anunció el gobierno nacional, lamentó que no hayan incluido a los pobladores. “Es muy triste porque no sabemos qué hacer”, manifestó.

“Vivo hace 8 años y no tenía cuidador. Nunca me robaron nada, los problemas empezaron a partir de la ocupación de esta seudo comunidad”, enfatizó. Criticó la inacción de los fiscales de Bariloche. “Las causas no avanzan”, sostuvo. “No se qué más pruebas quieren”, aseveró. “Nadie quiere tomar la responsabilidad de sacarlos”, afirmó.

Afirmó que nadie de la fiscalía se comunicó con él y aseguró que tiene varias denuncias por robos en su propiedad. Tampoco del gobierno provincial se preocuparon por saber lo que les pasa.

Si ellos (por la comunidad) tienen los papeles, voy a ser el primero en ceder mi lugar, que compré con estudio de título y escritura y con el fruto de mi trabajo y el sacrificio de toda mi vida. Si hay que devolver, lo haré con el debido resarcimiento. Pero no hay nada que acredite que ellos son los titulares”, afirmó Frutos.

También, cuestionó a la gobernadora Arabela Carreras que ayer lunes estuvo en Villa Mascardi, “pero no pasó por la casa de ningún vecino”. Carreras se reunió, según informó en radio Seis, con la presidenta de la comisión de fomento de Villa Mascardi, Inés Marabolis.

Frutos dijo que las personas que ocupan las tierras en Villa Mascardi bajo el paraguas de pertenecer a una comunidad mapuche “es gente del barrio Virgen Misionera, que fueron sacados por los propios vecinos y se fueron a instalar a Mascardi porque vieron que el Estado es muy endeble”.

Insistió que para resolver el conflicto “hay que ir a los papeles. Si les corresponde a ellos, se les dará la tierra y si no les corresponde hay que desalojarlos, pero no dilatar más esto”.

“No reconocemos las reivindicaciones de esta llamada comunidad, no reconocemos su presencia en ese lugar, creemos que es una ocupación, que no es legal. Esta es nuestra posición. Apoyamos a los vecinos que legítimamente habitan en esa zona”, aseguró Carreras.

“Acá no hay nada de oligarcas, ni de Benetton, ni de Lewis. Nada de eso”, sostuvo.Casualmente, el viernes hubo una reunión entre funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi. Fue el primer encuentro de una mesa de diálogo. 

El abogado Virgilio Sánchez y otros tres colegas que defienden a miembros de la comunidad Lafken Winkul Mapu, en las causas en las que están imputados en la justicia federal, asistieron al encuentro. 

“Los dirigentes mapuches plantearon una y otra vez que reivindican las ocupaciones y reivindicarán y harán suyas las que se produzcan en el futuro porque entienden que es un derecho ancestral que les corresponde”, informó Sánchez.

“Los dirigentes aclararon que no irán contra las ciudades pero que los territorios “del campo” serán sujetos y/u objeto de eventuales recuperaciones de su territorio”, manifestó el abogado.


Comentarios


Conflicto en Villa Mascardi: hay 17 causas penales