Destrozaron y trataron de quemar una cabaña en Villa Mascardi

La denuncia la hizo este domingo el encargado del establecimiento "La Cristalina". El viernes hubo una reunión entre funcionarios de Nación y miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu que ocupa desde noviembre tierras en esa zona, ubicada a 35 kilómetros al sur de Bariloche.





El lote usurpado por miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, según el denunciante, está junto a los dos predios de Parques Nacionales que están ocupados desde noviembre de 2017. (foto archivo)

El lote usurpado por miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, según el denunciante, está junto a los dos predios de Parques Nacionales que están ocupados desde noviembre de 2017. (foto archivo)

La cabaña “La Cristalina”, que está ubicada en una loma desde la que se ve el imponente lago Mascardi, fue esta vez el blanco del vandalismo que asola desde hace unos años Villa Mascardi, distante a unos 35 kilómetros al sur de Bariloche.

El comisario José Ocarez informó este domingo que el cuidador de la cabaña había denunciado que desconocidos irrumpieron en la vivienda tras forzar los postigos y romper una ventana.

Dijo que había varios destrozos en el interior de la casa, que está en cercanías de la estación de servicio de Villa Mascardi, casi a la altura del kilómetro 2006 de la ruta nacional 40 Sur. Además, el cuidador denunció que habían prendido fuego la mampostería de una de las habitaciones de la cabaña.

El hombre relató que había estado el miércoles en el predio y estaba todo normal, pero cuando regresó ayer por la mañana descubrió los daños.

Ocarez comunicó que la denuncia se había enviado a la fiscalía de turno de la justicia provincial para que investigue. En el Ministerio Público Fiscal en Bariloche hay varias causas abiertas por hechos de vandalismo y amenazas en Villa Mascardi. Pero hasta el momento se desconoce si alguna de las investigaciones preliminares avanzó o quedaron congeladas.

El Gobierno de Río Negro repudió ayer “una nueva incursión violenta de grupos de anónimos que ocupan un sector de Villa Mascardi, atacando e intentando usurpar en esta oportunidad una propiedad privada de la zona”.

Los daños en una de las habitaciones de la cabaña. (Foto Gentileza)

El ministro de Gobierno y Comunidad de Río Negro, Rodrigo Buteler, condenó en un comunicado difundido este domingo los nuevos hechos de violencia. Lamentó que el accionar de estos grupos y sus ataques, "dan por tierra con todo un trabajo conjunto que se está realizando con Nación para tratar de encontrar una salida consensuada a este conflicto”.

“No vamos a permitir que violentos, amparándose en el anonimato, sigan sembrando temor entre los vecinos de la región, quienes además de sus bienes personales, ya ven amenazada su integridad física. Una vez más, transmitiremos a Nación la urgente necesidad de resolución definitiva de este conflicto”, completó.

Antecedentes

El conflicto en ese lugar paradisíaco se originó a principios de noviembre de 2017, cuando un grupo de personas, que se identificó como miembros de la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul Mapu, ocupó esas tierras. Alegaron que se trató de un acto de recuperación de lo que consideran es parte del territorio mapuche.

Después, ocurrió el homicidio del joven mapuche Rafael Nahuel, el 25 de noviembre de 2017, en un procedimiento de un grupo de albatros de Prefectura, que custodiaban el predio que había sido desalojado. Los albratros interceptaron en la parte alta de la montaña a varios jóvenes mapuches, entre los que estaba Rafael, que recibió un proyectil calibre 9 milímetros por la espalda. La causa sigue a las vueltas. El principal sospechoso hasta el momento es el albatros Francisco Javier Pintos.

Desde entonces se suceden los hechos de violencia en esa pequeña villa donde viven unas 60 personas en forma permanente.

Miembros de tres comunidad mapuches asistieron a la reunión que se hizo este viernes en Villa Mascardi. (Foto Gentileza)

Una reunión reservada

El viernes hubo una reunión entre funcionarios del gobierno nacional y miembros de la comunidad Lafken Winkul Mapu. El encuentro se hizo en el predio ocupado.

La delegación la encabezó el secretario de Articulación Federal de Seguridad del gobierno nacional, Gabriel Fuks. El grupo arribó en absoluto hermetismo a Bariloche. Esta vez no hubo convocatoria a conferencia de prensa, como sucedió cuando vinieron a principios de mayo pasado a esta ciudad para intervenir en el conflicto de la comunidad mapuche Buenuleo y particulares por una disputa por tierras en el cerro Ventana.

“Se inició la conversación entre las partes sobre una serie de puntos de interés. Se habló de los temas judiciales, de lo que pasó en el territorio, etc.”, comentaron este domingo fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Dijeron que los funcionarios nacionales y los mapuches acordaron que se reunirán en un plazo de entre 30 y 60 días “para continuar el diálogo”.
Relataron que la reunión “fue tensa por momentos, pero pacífica”.

“Es la primera vez en muchísimos años que el gobierno nacional se reúne con comunidades mapuches en el territorio”, destacaron. Dijeron que funcionarios de la cartera de Seguridad, de Justicia y de Medio Ambiente formaron parte de la delegación de Nación. Ademas participaron los abogados de la comunidad.

Las fuentes recordaron que estas reuniones “forman parte de la serie de encuentros que se han realizado en Bariloche con autoridades provinciales, referentes mapuches, académicos y representantes de las poblaciones que se encuentran en Villa Mascardi”.

Rememoraron que en el anterior viaje, los funcionarios nacionales estuvieron reunidos con la presidenta comisión de fomento de Villa Mascardi, Inés Marabolis.

Los funcionarios nacionales arribaron en silencio a Bariloche y asistieron a la reunión en las tierras ocupadas en Villa Mascardi. (foto Gentileza)

Fuks dijo en redes sociales que el encuentro del viernes es parte de la “Mesa de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales de los Pueblos Originarios”.

El abogado Virgilio Sánchez informó este domingo que integrantes de tres comunidades mapuches participaron de la reunión del viernes. Dijo que cuatro abogados de la Gremial llegaron “como pudimos al Lof Lafken Winkul Mapu, en las orillas del lago que llaman Mascardi”.

Sánchez y los otros abogados defienden a miembros de la comunidad Lafken Winkul Mapu en las causas en las que están imputados en la justicia federal.

Reivindican las ocupaciones

“Los dirigentes mapuches plantearon una y otra vez que reivindican las ocupaciones y reivindicarán y harán suyas las que se produzcan en el futuro porque entienden que es un derecho ancestral que les corresponde”, informó Sánchez.

“Los dirigentes aclararon que no irán contra las ciudades pero que los territorios “del campo” serán sujetos y/u objeto de eventuales recuperaciones de su territorio”, manifestó el abogado.

“El máximo representante de la delegación oficial expresó que entendían y comprendían la historia de las luchas del pueblo mapuche y que harían un esfuerzo por dejar sin efecto todas las medidas represivas y de persecución desatadas hasta ahora”, sostuvo.

“La reunión comenzó con largas exposiciones de los más ancianos que hablaron íntegramente en mapuzundun y los y las dirigentes de más edad”, relató Sánchez. “Todas las intervenciones dieron cuenta de la historia del pueblo mapuche, de sus padecimientos y de la situación de represión, hostigamiento y muertes de que son objeto”, afirmó Sánchez

Entre los oradores intervino Mirta Curuhuinca, werken de la comunidad Kurache y mamá de Lautaro González, aún prófugo y clandestino”, sostuvo.

González fue uno de los jóvenes que la tarde del 25 de noviembre de 2017 auxilió a Rafael herido de muerte, junto a Fausto Jones Huala (hermano de Facundo Jones Huala preso en Chile).

“Fueron peticiones muy concretas que se le plantearon con dureza y sobrados argumentos al Gobierno nacional. Los funcionarios escucharon con mucha atención y fueron tomando nota de cada uno”, comentó Sánchez.

Abogados de la Gremial, que asisten a mapuches en varias causas penales, participaron del encuentro. (Foto Gentileza)

“Al finalizar el discurso de la Machi nos cedieron la palabra a la Gremial de Abogados y Abogadas para que tradujéramos en términos jurídicos algunos de los planteos que fueron formulando”, afirmó.

“A su turno, el representante del Ejecutivo Nacional demostró haber escuchado con mucha atención los planteos y discursos de los dirigentes mapuche. Y se expresaron con cruda sinceridad respecto de lo que ellos entendían que podía ser puntos de resolución más inmediatos y otros a más largo plazo”, contó Sánchez.

“Fue una reunión dura, áspera a veces, con recriminaciones muy dramáticas de las comunidades para con el Gobierno en el entendimiento de que -aunque sea de signo político distinto al actual- igual le cabría gran responsabilidad por ser el Estado Nacional”, informó el abogado.

Dijo que hubo un representante del Codeci y un referente del Parlamento Mapuche de Río Negro, que “intervino avalando la posición de las comunidades”.

Sánchez dijo que reconocieron la presencia de los funcionarios del Gobierno nacional “como un importante paso, y agradeció la predisposición”. “Se quedó en que el Estado debería contestar sobre las propuestas y los plazos, se estableció un vínculo con los representantes jurídicos y los funcionarios estatales”, explicó Sánchez


Comentarios


Destrozaron y trataron de quemar una cabaña en Villa Mascardi