Contra la discriminación, “besazo”

La semana pasada una joven denunció haber sido echada de un bar junto a su pareja por ser lesbiana. Ayer, junto a organizaciones protestaron frente al local.



#

Organizaciones de defensa de la diversidad sexual participaron de un “besazo” convocado frente a un bar donde el lunes pasado una joven denunció haber sido echada y maltratada, junto a su pareja por su condición sexual.

Belén Arenas tiene 25 años y es bailarina y performer. Contó que el lunes 29 estaba en el bar La Biela, del barrio porteño de La Recoleta, cuando llegó su pareja angustiada por un problema personal y ella se sentó a su lado para abrazarla, besarla y contenerla.

Según su relato en la redes sociales, en ese momentó “se acerca violenta e impunemente un mozo a decirnos que ‘nos tranquilicemos’ y que era inapropiado lo que estábamos haciendo”.

El mozo la mandó a hablar con el propietario del lugar quien avaló la conducta de su empleado y la amenazó con llamar a la Policía si no se retiraba del lugar.

El encargado del bar dijo que nadie las había echado y que “se trató de una situación obscena, de abrazarse y besarse por lo que le pedí al mozo que le dijera que respetaran el lugar”.

Es por eso que Belén y su pareja radicaron la denuncia judicial por discriminación y recibieron el apoyo de numerosas organizaciones de la diversidad sexual, de derechos humanos y de aquellas que luchan contra todo tipo de discriminación.

El “besazo” que había sido convocado a través de Facebook, fue apoyado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) y otras organizaciones de la diversidad sexual.

El mítico bar continuó atendiendo a sus parroquianos mientras en las veredas se concentraban los manifestantes.


Comentarios


Contra la discriminación, “besazo”