Coronavirus: pastelera neuquina en España comparte su angustia laboral

A Fernanda García le iba muy bien vendiendo sus productos a argentinos y uruguayos, especialmente. Pero de pronto, cuando el 2020 prometía ser un gran año para ella, la cachetada de la pandemia la dejó desolada, como a todo el mundo.



La pastelera neuquina Fernanda García vive desde hace dos años en Mataró, España, cuyos productos han sabido armar una buena clientela de argentinos y uruguayos... pero... “cuando parecía que iba a tener un 2020 prometedor, el mundo nos cachetea la cara con esta tan famosa pandemia”, comenta a la distancia a Yo Como.

“Con a penas dos semanas recién mudada a mi nuevo piso con mi pareja, un jueves 12 de marzo fue el último día que fui libre, sin saber que ese mismo fin de semana se decretaría una Alerta de Estado para toda España.

Fernanda, meses atrás cuando producía en cantidades ante la gran demanda de su clientela.

“Al día siguiente comencé a recibir esos mensajes a los que tanto le temía, la cancelación de todos los pedidos del mes. Es en ese momento cuando tu cabeza de emprendedora no deja de pensar y preguntarse…¿y ahora qué hago? ¿Cuándo volveremos a nuestras rutinas? Y si no vendo nada, ¿cómo afrontare los gastos fijos?

“Me sentía sola en una habitación mirando las paredes recién pintadas, ese sueño que a penas comenzaba con tanta ilusión se viera afectado por mi economía. La pastelería donde trabajo, cerrada, el restaurante donde soy camarera los fines de semana, cerrado. No me paraba de sonar en mi cabeza ¿qué hago?.

Desde su balcón, el panorama desolador, una constante en toda España.

“Cuando todo el mundo está luchando para que no salga nadie de sus casas no correspondía seguir ofreciendo mis medialunas. Sigo viéndolo poco ético a pesar que mis clientes aún me escriben.

A la distancia mi sostén, mi familia firme como siempre, alentándome cada día que todo saldrá bien. Que no decaiga, pero uno nunca se imagina que se topará con este miedo y las cifras de fallecidos que aumentan desmedidamente.

“Ver desde la terraza a la poca gente pasar con sus guantes y barbijo puestos, y aparecen nuevamente las preguntas en tu cabeza….¿¿será necesario?? ¿¿ estaremos volviendo un poco paranoicos??

“Entonces es cuando prefiero poner música para sentir que todo esto pronto acabará y te das cuenta que la vida vale más que el dinero. Que los abrazos no cuestan nada, pero en tiempos como estos daríamos lo que sea por recibir uno sólo de algún ser querido.

“Como cada día, la gente espera el gran acontecimiento a las 20 para salir a sus balcones, no sólo a aplaudir al personal sanitario, bomberos y policía, sino para ponerle color a estos días grises con sus canciones, coreografías y celebraciones de cumpleaños. Mi profunda admiración a ese vecino que no nos ha dejado ningún día sin colocar su parlante para salir a saludarnos con el micrófono y entretener tanto adultos como así también a los más pequeños.

“Supongo que todos debemos de estar pasando por distintas emociones, miedos, incertidumbres, tristeza por estar lejos de los nuestros, por sentirnos presos en nuestro propio hogar.

“Pero entre tanta oscuridad, aparece ese rayito de luz de alguna amiga, avisandote que saldrá a comprar, si te hace falta algo. O esa divina actitud, que te digan que no tienen mucho para ofrecerte, pero de igual manera te transfieren algunos euritos para enfrentar los días que aún nos quedan. Es ahí cuando esa soledad que me invadía, me dice que no estoy sola…uno cosecha lo que siembra.

“Son días para reflexionar, para recapacitar en qué estamos haciendo mal como sociedad. Desde este lado del charco, que lamentablemente lo estamos viviendo de cerca, sólo les puedo pedir que no salgan de sus casas, sean solidarios y ayuden a los adultos mayores principalmente, realizándoles las compras de mercadería o medicamentos.

"A todos mis colegas emprendedores que se sienten frustrados, enfadados, hasta confusos por no poder trabajar, simplemente vean que tienen a su lado a sus hijos, padres, abuelos y conocidos que también necesitan que todos “paremos" para protegernos”.

"Saludos a todos mis familiares y conocidos de Neuquén.


Comentarios


Coronavirus: pastelera neuquina en España comparte su angustia laboral