Cortaron árboles para abrir una calle

Avanza la apertura de calles en el Parque Central de Neuquén.



NEUQUEN (AN).- Las motosierras de la municipalidad de Neuquén cortaron de cuajo una veintena de árboles que estaban en la línea de la calle Rioja, cuya traza el intendente Horacio Quiroga está decidido a prolongar por encima del Parque Central.

Después de la tala en el Parque Central, los empleados de Servicios Públicos cerraron el paso con mallas metálicas y plantaron postes sobre el terreno arrasado. Con eso, impiden el paso de vehículos (bicicletas o automóviles) por encima de las vías del ferrocarril y disimulan la apertura que ya está prácticamente terminada.

La tala se hizo con motosierras que en muy poco tiempo terminaron con los álamos híbridos y los pinos que estaban a uno y otro lado de las vías. Junto al lugar donde estaban las plantas todavía está el paso peatonal que comunica al playón del Parque con el sector del estacionamiento y de los juegos infantiles. Una retroexcavadora del Ejército colaboró con el movimiento de suelo que a media mañana estuvo concluido.

La avanzada de la comuna intentará ser frenada hoy antes de las 14 con la presentación de un recurso de amparo por parte de la Defensoría del Pueblo, que se hizo eco de múltiples reclamos en pos de la conservación tal cual está del Parque Central.

La presentación ante la Justicia estaba siendo evaluada ayer en la Defensoría, y se definirá hoy sobre el mediodía. A cargo del organismo municipal está la defensora adjunta de la municipalidad, Graciela Bourdieu, quien ayer se enteró que la ordenanza que autoriza la apertura de calle Rioja a través del Parque Central -toda una obsesión de Quiroga- todavía no fue promulgada. Es decir, aún no salió del Deliberante y no puede ser considerada una norma jurídica. “Creo que se están transgrediendo normas y tampoco se está escuchando el reclamo de muchos vecinos”, reflexionó Bourdieu.

Paralelamente, las distintas organizaciones que se oponen a que el Parque Central se parta en dos comenzaron a recolectar 5.000 firmas (el 3 % del padrón electoral) que hacen falta para forzar una audiencia pública.

Con la tala de ayer, la comuna cumplió dos días consecutivos de corte de árboles. El miércoles, personal de la dirección de Espacios Verdes taló media docena de álamos en el barrio Salud Pública, a pesar de un compromiso oficial que decía lo contrario.

Las protestas en contra de la acción del municipio cayeron en catarata. Sobre todo porque el miércoles una docena de agrupaciones y vecinos se habían manifestando en contra de la apertura de la calle Rioja. Por caso, el empresario Máximo Diez se quejó por la iniciativa: “estamos cercenando el pulmón verde de la ciudad”.

Diez también protestó por la forma en que la municipalidad archivó el Plan Urbano Ambiental, con el que la anterior gestión comunal intentó avanzar con la planificación del desarrollo urbano.

“Por qué tanto apuro en ‘sacar’ la ordenanza sin tener en cuenta lo solicitado por la Asociación Neuquén para Neuquén, de un grupo de vecinos, de distintas organizaciones, de los consejos profesionales...para que se cumpla postergue el tratamiento por 60 días para evaluar y analizar la apertura de calles que nos preocupa”, se preguntó Diez.


Comentarios


Cortaron árboles para abrir una calle