Crece polémica entre dirigentes y legisladores

Denuncias de peleas internas, representatividad arrogada y otros cruces entre dirigentes vecinales y legisladores reunidos por la inseguridad en Bariloche.



#

La problemática de la inseguridad no logra acuerdo entre vecinos y funcionarios.

REUNIÓN POR INSEGURIDAD

La reunión por los crecientes hechos de inseguridad en Bariloche no arribó a ningún acuerdo. Esa es la conclusión con la que coinciden todos los participantes aunque difieren en los motivos. Rubén Llanquinao de la junta vecinal del barrio El Frutillar, denunció que hubo “punteros políticos” que arruinaron el encuentro pero legisladores apuntan a un conflicto interno entre dirigentes vecinales “que se arrogaron la representatividad” .

Es el segundo encuentro en pocas semanas en el que se reúnen dirigentes vecinales y legisladores. El primero fue en Viedma entre la comisión interpoderes y cuatro referentes en representación de las juntas y ahora en Bariloche el encuentro fue con legisladores del circuito, entre ellos Beatriz Contreras, Silvia Paz, Arabela Carreras, César Miguel y Claudio Lueiro.

Llanquinao a este medio que la reunión fracasó por presuntos “punteros políticos” que aparecieron en el encuentro realizado el viernes pasado en el salón de Bomberos.

Salió al cruce la legisladora Contreras que afirmó ante la consulta de “DeBariloche” que los parlamentarios están “disconformes” porque no fueron convocados a la reunión inicial en Viedma: “son cuatro personas que nunca comandaron una reunión de juntas vecinales y salen motorizados por Magdalena Odarda que estuvo 5 minutos en Bariloche para lanzar su candidatura y organizan esto”.

“No se pudo llegar a ninguna conclusión porque había malestar de las Juntas Vecinales, había malestar porque había sectores que le adjudicaban a algunos que se habían cortado solos, que habían sido usado politicamente y los legisladores no pudimos casi abrir la boca. Hubo una discusión entre ellos”, dijo Contreras.

Por su parte, Carlos Aristegui de la junta vecinal del barrio Pájaro Azul, dijo a “DeBariloche” que “quienes cuestionaban la representatividad eran dos señoras que aparentamente venían de un barrio pero tenemos un documento firmado por 43 Juntas Vecinales, no nos metimos en esto para sacar algún rédito”.

Aristegui remarcó que no existen inconvenientes entre las Juntas Vecinales e incluso juntos acudieron a la oficina de Atención al Ciudadano del Poder Judicial para interiorizarse de ese organismo a donde pueden acudir los vecinos afectados, y a la Justicia Federal donde constataron que efectivamente el Gobierno provincial realizó las 22 denuncias por la venta de droga en los barrios.

El dirigente vecinal indicó que los legisladores “lamentablemente si tenían algo para contar no lo hicieron o no tienen mucho para contar, la única que dijo algo porque trabaja con los chicos en los barrios es la legisladora Silvia Paz”. Agregó que el resto de los legisladores oficialistas repetían el plan de seguridad del Ejecutivo provincial “nada de producción propia”.

En este sentido Contreras destacó el plan de seguridad provincial y ahora coordina un encuentro de todas las Juntas Vecinales y las autoridades de Seguridad para que interioricen al resto el estado de avance del plan.

Paralelamente los vecinos esperan la reactivación del Consejo de Seguridad Local para lo cual tendrán una reunión este jueves por la tarde, según la convocatoria de la intendenta interina, María Eugenia Martini.

DeBariloche


Comentarios


Crece polémica entre dirigentes y legisladores