Crimen de Atahualpa: Finalizó la ronda de testimonios y llegan los alegatos

Los últimos cinco testigos no aportaron grandes novedades. El miércoles al mediodía será el turno de escuchar a las partes.



Se cumplió la octava jornada del  juicio por el crimen de Atahualpa Martínez Vinaya. Foto: Marcelo Ochoa

Se cumplió la octava jornada del juicio por el crimen de Atahualpa Martínez Vinaya. Foto: Marcelo Ochoa

La etapa de testimonios del segundo juicio por el crimen en Viedma de Atahualpa Martínez Vinaya llegó a su fin. El miércoles a las 12.30 será el turno de los alegatos.

Cinco testigos desfilaron este lunes por el auditorio del poder judicial ante la mirada de los tres acusados: Belén Barrientos, Felipe Carrasco y Carlos Morales Toledo.

En la octava jornada, Paola Gutiérrez vivía en una casilla detrás de Felipe Carrasco en 2008 junto a su pareja de César Valla. Confirmó que “Carrasco vendía droga y Valla también”, y señaló que en el vecindario “habían rumores de que César y Felipe habían estado metidos en el caso del chico”, por Atahualpa.

La testigo aseguró que vio a Morales Toledo “pocas veces” en la casa de Carrasco “comprando, vendiendo, consumiendo” y que en cambio no conoció ni a Barrientos ni Atahualpa. Finalmente expuso que vio un arma de fuego en la casa de Carrasco

El bioquímico Daniel Bossero dio algunas precisiones acerca de cómo se tomaron las muestras de dos camperas secuestradas, sin arrojar datos de relevancia. Similar resultado tuvo la declaración de Hugo Molina, quien conocía a dos de los acusados, Felipe Carrasco y Carlos Morales Toledo, de quien confirmó que poseía una camioneta blanca como dato central.

En tanto, el portero de Miloka, Facundo Petrone, brindó detalles sobre los horarios del pub del que desapareció Atahualpa que podrían servir para rearmar parte de la escena de las horas en que el joven abandonó el local.

De esta manera, se estima que este miércoles irán los alegatos del segundo juicio por el crimen del joven viedmense en 2008.


Comentarios


Crimen de Atahualpa: Finalizó la ronda de testimonios y llegan los alegatos