Crimen del abogado: diez días de misterio



ROCA.- A diez días del asesinato del abogado Guillermo Martínez, sigue siendo un misterio el paradero del amigo de la víctima y único sospechoso del crimen, Ottavio Gigli, de 52 años. Tampoco aparece la camioneta Toyota Hilux doble cabina, de color dorado metalizado –patente FPQ267–, en la que el imputado abandonó la ciudad de Roca en la madrugada del 1 de septiembre pasado, después del violento episodio dentro del dúplex de la calle Córdoba 991 donde Martínez fue asesinado a puñaladas. Se cree que con esa camioneta llegó a Buenos Aires, donde se lo vio por última vez. La orden de captura internacional fue remitida a Interpol a principios de esta semana por el juez de la causa, Maximiliano Camarda, aunque hasta ayer la fotografía y los datos de Gigli no aparecían en la sección “wanted persons” de la página web del organismo que nuclea a las policías de 190 países del mundo. La búsqueda de Gigli, además, se hace en paralelo a través de las redes sociales. Una serie de afiches difundidos por la familia de la víctima a través de Facebook, en la que se pide ayuda para ubicar al presunto autor del homicidio, ya había sido compartida más de 1.500 veces ayer por la tarde. Con respecto a la camioneta buscada, esas publicaciones advierten que podría estar “escondida en algún garaje o estacionamiento”, mientras que sobre Gigli mantienen la sospecha de que podría encontrarse “en Argentina o en algún país limítrofe”. De hecho, fuentes de la investigación confiaron en reserva que la hipótesis de que el sospechoso haya viajado a Italia –donde nació– son débiles, pues no se registró su salida por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y son ínfimas las posibilidades de que haya podido tomar un avión desde algún aeropuerto de Uruguay o Brasil sin haber tenido debidamente registrada su salida previa de Argentina en el pasaporte. (Redacción Central)

Crimen y misterio en Roca


Comentarios


Crimen del abogado: diez días de misterio