Logo Rio Negro

Crimen Santa Clara: un vecino aseguró que vio al imputado la noche del homicidio

Lucinda Gutiérrez tenía 87 año cuando fue asesinada a golpes. El principal sospechoso le alquilaba un habitación en el fondo de su casa.





“¡Salí cobarde!”, dice que le gritó el único imputado de matar a Lucinda esa noche. El hombre declaró ayer y fue el testimonio más importante ya que vive al lado de la casa donde asesinaron a la anciana. Sostuvo que lo vio mientras estaba bebiendo con el hijo de la víctima y hasta aseguró que discutió con él cuando lo vio por una ventana. El juicio comenzó ayer y se extenderá a lo largo de la semana.

En la primera audiencia del debate que se lleva adelante contra Roberto “Chuki” Pacheco, quien está acusado de haber matado a Lucinda Gutiérrez, se escucharon los testimonios de un vecino, la mujer que halló su cuerpo y de dos policías. La declaración más importante fue la del vecino ya que fue quien ubicó al imputado en la escena del hecho. El hombre dijo que lo vio por una ventana de su vivienda y que apenas Pacheco notó que lo estaba observando comenzó a gritarle. Agregó que vio al acusado que estaba bebiendo con el hijo de la víctima y que más tarde observó que salió a la vereda y le dijo: “¡Salí Cobarde!”. Esto ocurrió horas antes a que Lucinda fuera hallada muerta.

Te puede interesar Demoraron a un hijo y al inquilino de la mujer que apareció asesinada

Pacheco es el principal sospechoso de haber matado a la anciana. Él le alquilaba una habitación en el fondo del terreno donde la mujer vivía. La noche que fue asesinada, Pacheco estuvo bebiendo con el hijo de ella, Pedro Juan “Coco” Mori. La teoría de la Fiscalía es que el imputado se aprovechó del estado de ebriedad de Mori, que entró ala casa de Gutiérrez y que tras encontrar una importante suma de dinero en su ropero, la mató a golpes. Luego huyó.

El hecho ocurrió el 9 de agosto del año pasado en la casa de la víctima, ubicada sobre calle Sargento Cabral 1.332 del barrio Santa Clara. Su cuerpo fue hallado boca abajo, entre su cama y la pared en medio de un charco de sangra. Lo encontró al mujer que la cuidaba. La autopsia reveló que murió como consecuencia de los fuertes golpes que recibió.

En un momento se apuntó hacia el hijo de la víctima como una de los sospechosos, pero hace dos meses que fue desvinculado de la causa. Ahora es Pacheco quién esta señalado de haber sido quién la mató para robarle. El imputado fue detenido de casualidad en la ciudad de Neuquén, tres días después del crimen, con 39.000 pesos en su poder. Se presume que fue la suma que robó de la casa de Lucinda.


Temas

Cipolletti

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Crimen Santa Clara: un vecino aseguró que vio al imputado la noche del homicidio