Cristina y Dilma rechazan recetas de ajuste

Se reunieron ayer para acordar unificar sus discursos ante la crisis que sufre Europa. Cameron criticó las barreras al comercio. Para hoy se espera la bilateral entre Kirchner-Putin.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

En la bilateral de ayer, nada se habló de las trabas comerciales intra-Mercosur.

Argentina en el G20 en México

DyN

LOS CABOS, México (DyN, Enviado Especial).- La presidenta Cristina Fernández y su par de Brasil, Dilma Rousseff, acordaron ayer mantener una postura común ante el Grupo de los 20 (G20), en torno a rechazar las recetas de “ajuste” para hacer frente a la crisis internacional.

Ambas mandatarias estuvieron reunidas por espacio de 40 minutos en el hotel Secrets Marquis, lugar en el que se aloja la jefa de Estado de Brasil. Allí, Cristina Fernández alcanzó una “coincidencia total” con Rousseff en cuanto a “rechazar los planes de ajuste” que algunos países de Europa proponen como receta ante la crisis global, informó a los periodistas el canciller Héctor Timerman.

El funcionario, que no pudo confirmar si la presidenta tomará parte de la cumbre que sobre ambiente sesionará en Río de Janeiro este jueves y viernes, descartó también que ambas mandatarias hayan discutido temas de la agenda bilateral, entre ellos, las represalias recíprocas en materia de comercio algo que está afectando seriamente el comercio intra-Mercosur.

Argentina y Brasil, principales socios del bloque, mantienen algunas diferencias en cuanto al comercio bilateral por trabas a la importación impuestas por Buenos Aires y medidas en represalia de Brasilia, que son objeto de conversación periódica entre los integrantes de los dos gabinetes. “Acordaron también ver qué propone y escuchar a Alemania, de cara a la crisis, y seguir trabajando juntos ambos países, tanto en el plenario como en las cumbres venideras”, explicó Timerman. Por lo que deslizaron en la delegación, Cristina insistirá hoy en su discurso en defender el empleo, criticará el proteccionismo de distintos países europeos y de EE.UU. hacia algunos productos locales como una manera de abrir el paraguas frente a las trabas locales sobre las importaciones. También se conjeturaba que iba a realizar críticas al FMI.

Luego de la bilateral con Rousseff, la presidenta Cristina Fernández se reunió con representantes de la Confederación Sindical Internacional, quienes le plantearon la necesidad de que el tema “laboral” se mantenga en las venideras Cumbres del Grupo de los 20 (G20). La jefa de Estado recibió a los dirigentes sindicales luego de entrevistarse con su par de Brasil confirmó a la prensa nacional, entre ella DyN, el canciller Héctor Timerman, durante un aparte en el hotel Fiesta Americana, el establecimiento elegido por la delegación argentina.

La reunión con Rousseff fue la primera de las tres bilaterales que tendrá la Presidenta, ya que también tiene agendadas en las próximas horas otras con sus pares de Francia y de Rusia, François Hollande y Vladimir Putin respectivamente.

A la noche la presidente argentina participó de la Cena de Líderes que brindó el mandatario mexicano, Felipe Calderón, a los jefes de Estado que participan de la Cumbre, agregaron las mismas fuentes.

Para hoy, según el programa oficial, tendrá lugar la segunda sesión plenaria de los líderes del G20, donde el tema convocante será “El fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional y el sistema financiero, y promoción de la inclusión financiera”. Luego se llevará a cabo la tradicional foto con la presencia de todos los mandatarios.


Comentarios


Cristina y Dilma rechazan recetas de ajuste