Crítica situación mundial del turismo ante la pandemia

La pandemia de Covid-19 ha causado una devastadora crisis en la actividad turística del mundo, no observándose todavía perspectivas de que la situación vaya cambiando rápidamente.


Todo ello ha afectado a la actividad en general, con lógica repercusión negativa en las empresas y, por ende, en la faz laboral.
En los últimos años las cifras del movimiento de turistas en el mundo aumentaban permanentemente, pero en el 2020 se registró una caída de las llegadas internacionales del 74 por ciento.


Así lo informo recientemente la Organización Mundial del Turismo, revelando que en los destinos de todo el mundo recibieron, en el 2020, mil millones de llegadas internacionales menos que el año anterior.
Para el Barómetro del Turismo Mundial de la OMT ello representó pérdidas estimadas en 1,3 billones de dólares, poniendo en riesgo entre 100 y 120 millones de empleos turísticos directos, muchos en pequeñas y medianas empresas.


Las cuarentenas y cierres de fronteras, unidas a la cancelación de vuelos, cruceros, etc, hicieron prácticamente nula la actividad turística desde marzo del 2020 en adelante.
El director general de la OMT, Zurab Pololikashvili, ha reiterado que “somos conscientes de que la crisis está aún lejos de haber terminado”.


El panorama para el presente año aún no se ha clarificado; por el contrario. Los expertos opinan que la reanudación del movimiento turístico será paulatino, previéndose el incremento de la demanda de actividades turísticas de naturaleza y aire libre.
Y, en este sentido, hacia fines del 2020 en la Argentina la primera experiencia se llevó a cabo en la provincia de Río Negro, cuando la gobernadora Arabela Carreras delineó una primera apertura de turistas hacia San Carlos de Bariloche, como experiencia piloto.


Luego de una buena temporada de verano, particularmente en los centros turísticos cordilleranos de Río Negro y Neuquén  (también con una aceptable presencia de visitantes en el balneario Las Grutas), en la actualidad el incremento de los casos del virus ha paralizado todo movimiento.


Se piensa que con la vacunación de la población y otras medidas podría disminuir la pandemia, pero difícilmente el turismo logre en el mundo un incremento de movimientos hasta los años 2023 y 2024.
El presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías, ha dicho que “no es tan importante cuándo vamos a superar un año como 2019 en el movimiento de turistas. Puede faltar mucho o no tanto. Depende de la calidad de las vacunas que nos estamos dando y del éxito que este proceso tenga. No me atrevo a decir que 2022 sea el año de la recuperación”.


Según Andrea Wolleter Eyheramendy, directora nacional de Sernatur, el Servicio de Turismo de Chile, “hay ciertos fenómenos que nos han pasado durante esta crisis y algunos de ellos nos van a quedar. Por ejemplo, el proceso digital, la sustentabilidad y la flexibilización”.
Dijo también que “el turismo se va a recuperar porque es una necesidad, pero estos han sido momentos para reflexionar acerca de lo que queremos para el futuro”.


Con la vacunación de la población y otras medidas podrían disminuir los efectos, pero difícilmente el mundo vea un aumento de movimientos hasta 2023 y 2024.



Para Rafael Gallego Nadal, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes, “el turismo es el primer motor de toda la economía del país y la primera industria colaborativa de cualquier destino del mundo; por eso es fundamental el pasaporte sanitario, lo que garantizaría el pronto regreso del turismo”.
Adelantándose en el tiempo, para cuando la situación lo permita, la gobernadora de Río Negro organizó encuentros en Buenos Aires mediante la presencia de representantes de los sectores oficiales y privados rionegrinos.


Así, entre otros el ministro de Turismo nacional, Matías Lammens, recibió al intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, y a la ministra de Turismo provincial, Martha Vélez.
Llegaron con empresarios y en los despachos oficiales conversaron con las autoridades para que se tenga en cuenta al sector, ante la situación de crisis actual, por la inactividad turística. El empresario barilochense y ex secretario de Turismo en la gestión como ministra de Carreras, Daniel García, destacó que esa presencia coordinada permitió que se presentara a las autoridades un panorama de la actualidad.


Además explicó que el Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial, la única actividad que suspendió fue la estudiantil.
Es loable que a pesar de momentos de parate de la actividad se lleven a cabo gestiones coordinadas entre gobierno y privados, para sobrellevar los momentos difíciles y planificar lo que se pueda ir recuperando en el futuro.

* Especialistas en Turismo


Comentarios


Crítica situación mundial del turismo ante la pandemia