Cuando amamantar salva la vida de los más pequeños

En la semana de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el lema elegido este año por la Organización Mundial de la Salud busca alentar a las madres para que sigan amamantando en situaciones de emergencia como la gripe A.





Del 1 al 7 de agosto, de cada año, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. El lema de este año es «Amamantar salva vidas, también en las emergencias» debido a la emergencia que se vive a nivel mundial por las consecuencias de la gripe A.

La directora de Maternidad e Infancia de la cartera sanitaria, Ana Speranza, sostuvo que «las principales precauciones que deben tomar las madres engripadas son lavarse las manos con agua y jabón y colocarse un barbijo al darle de mamar al bebé», dijo Speranza.

Agregó que «la leche materna otorga no sólo nutrientes sino también anticuerpos que defienden al bebé contra muchas infecciones, desde la bronquiolitis y la neumonía hasta diarreas, entre otras enfermedades que van desde el asma al síndrome de muerte súbita». 

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, se reunió  con autoridades de Unicef para ajustar los detalles finales de la campaña de concientización y fomento de la lactancia materna, cuya semana mundial comenzó el lunes.

 «Queremos reafirmar la decisión de estrecar aún más los lazos para sumar esfuerzos conjuntos en momentos en que Argentina los necesita», sostuvo Manzur.

Por su parte, Ennio Cufino, representante oficial adjunto de Unicef en Argentina, expresó que «la mortalidad materna es un motivo de preocupación constante y es un tema dificíl de afrontar en toda América Latina, donde aún subsisten indicadores negativos».

El Ministerio de Salud junto a UNICEF y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) prepararon un cronograma de actividades que se desarrollarán durante todo agosto para fomentar el amamantamiento de los recién nacidos y asegurarles los nutrientes que necesitan. 

  

 

Además existen 10 razones para dar el pecho a tu hijo/a:

1) es el único alimento ideal para el ser humano y sus órganos en desarrollo: cerebro, corazón, riñón, ojos, etc.

2) es el único alimento vivo, humano y cambiante según las necesidades del bebé.

3) es el único alimento que provee defensas contra todos los gérmenes contra los que estuvo, está y estará en contacto la madre que amamanta, protegiendo al bebé de infecciones.

4) disminuye el riesgo de cáncer en la infancia, leucemias y linfomas.

5) disminuye el riesgo de diabetes infantil y del adulto.

6) disminuye riesgo de hipertensión, coronariopatías, infartos.

7) disminuye el riesgo de obesidad y sobrepeso.

8) es ecológica, autosustentable, no genera residuos, ni consume energía, ni agua.

9) favorece el vínculo madre hijo-a.

10) protege la salud de la madre: disminuye riesgo de cáncer de mama, útero, ovario. Menos riesgo de artritis reumatoidea, de Infarto cardíaco, de diabetes.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cuando amamantar salva la vida de los más pequeños