Cuando las papas queman el Instituto está



Neuquén

Por medio de estas líneas quiero agradecer y felicitar en la persona del administrador a todos los hombres y mujeres que trabajan en el Instituto de Seguridad Social de Neuquén.

En febrero de este año mi esposa fue diagnosticada de melanoma (cáncer maligno para ser claros) de coroides en el ojo derecho. En menos de sesenta días mi esposa fue derivada y operada, sometida a un tratamiento con placas radiactivas cuyo costo es de varias centenas de miles de pesos, al igual que la internación y los honorarios del equipo médico que la atendió. Además de ello atendió los gastos de alojamiento de la paciente y su acompañante. Hoy mi esposa está en pleno proceso de curación, no perdió el ojo y tiene una visión mucho más que aceptable.

No se me escapa que todos los días muchos afiliados manifiestan su descontento con cuestiones que seguramente son perfectibles y mejorables por parte de nuestra obra social, pero cuando las papas queman… el Instituto está. Cuidémoslo.

Dardo Walter Troncoso

DNI 11.640.893


Temas

ISSN Neuquén

Comentarios


Cuando las papas queman el Instituto está