De Bernardi: la bodega rionegrina que produce uno de los cuatro mejores Pinot Noir del país

Un producto que nace el pie del cerro Piltriquitrón y que fue reconocido con 95 puntos en el último reporte internacional del crítico de vinos Tim Atkin.

Al pie del cerro Piltriquitrón en El Bolsón, Camilo De Bernardi comenzó con este desafío: allá por el año 2011 arrancó con la plantación de la vid. “El año pasado hicimos el lanzamiento de vender nuestros vinos, después de doce años de trabajo”, comenta Camilo, muy entusiasmado.

Rodeada por cerezos, moras, frambuesas, enebros, y montañas nevadas, la vid es influenciada por ese entorno, logrando un aroma y sabor que, cuando te llevas la copa a la boca, en el primer sorbo, automáticamente te dibuja ese paisaje.

Camilo De Bernardi, impulsor de este desafío productivo en El Bolsón.


“En el 2014 fue la primera botella que elaboramos para nosotros, y recién ahora vamos a comenzar con la comercialización del vino. Fue todo un desafío, aprender un nuevo paradigma de producción y elaboración en la región”. 

¿Venís de una familia con historia vitivinícola?
Si bien mis abuelos que vinieron de Italia tenían viñedos, la verdad que esa parte no la viví, no tengo registros, pero seguramente en mi ADN está.

Nosotros arrancamos de cero, no teníamos experiencia, era todo un desafío, pero viéndolo ahora, los logros son tremendos, porque el vino que estamos sacando la verdad que está muy rico.

«Hay que hacer buenas podas, controlar las heladas y estar atentos a un montón de imprevistos que no están en los manuales, es bastante complicado, pero es una gran satisfacción probar un vino realizado por uno mismo, emociona».

Camilo De Bernardi, productor vitivinícola.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de producir vino en la región?
La calidad del vino se da por el clima, al tener mucho frío la madurez de la uva se hace más lenta, eso juega un papel importante porque la uva está más tiempo en contacto con la planta que en cualquier otro lugar del país.

Va juntando muchos polifenoles  y compuestos químicos aromáticos, sobre todo taninos, que hacen un vino muy complejo y muy diferente. Los vinos blancos salen muy aromáticos.

La ventaja del factor de la sanidad



La amplitud térmica también juega un rol fundamental, en el mismo día pueden hacer 2 grados de mínima y 35 de máxima, esto hace que el hollejo sea más grueso y que sea una uva mucho más compleja
que en otros lugares.

También tenemos la ventaja del factor de la sanidad, como el viento, la ladera, que no hay enfermedades preexistentes, que los suelos sean buenos y no tener que curar la uva, que sean orgánicos y fundamentalmente la pureza del agua.

El clima juega un rol fundamental en este emprendimiento productivo y potencia sabores.


En cuanto a las dificultades, hay que hacer buenas podas, controlar las heladas y estar atentos a un montón de imprevistos, que no están en los manuales, es bastante complicado, pero es una gran satisfacción probar un vino realizado por uno mismo, emociona.

¿ Cómo nació la idea de armar una bodega?
Teníamos en la chacra fruta fina, pero era interesante producir vino, hablando con expertos nos decían que había mucho potencial en la zona. Igualmente había que poner un sistema antiheladas. Las plantas las trajimos de Mendoza, las mejores plantas que encontramos en el mercado.

El viñedo y la bodega en todo su esplendor en El Bolsón.


Porque hay que esperar entre tres y cuatro años para que la planta de las primeras uvas, si ponés materiales malos y a los cinco años te das cuenta que no funcionan perdés todo, en eso no hay que ahorrar. 

¿ Cuál es la producción actual ?
Contamos con 1 hectárea de vid, media de Merlot y media de Pinot Noir y un poco de Gewürztraminer que nos rinden en total unos cinco mil litros de vino por año. 

Los productos que elabora la bodega ya listos para disfrutarlos a pleno.


De Merlot hacemos dos partidas, uno que pasa dos años por barricas de primer uso de roble francés, que lo hace mucho más estructurado. Y la otra  que no pasa por madera, que es un vino totalmente distinto, más frutado y ligero.

El Pinot Noir no pasa por madera, la verdad que no lo necesita, representa a la zona tal cual es.

Acero inoxidable para la producción en la Bodega De Bernardi.


Con un total de 95 puntos, sobre 100, el varietal elaborado por Camilo De Bernardi ha logrado posicionarse entre los mejores Pinot Noir del país, según lo indica el último reporte internacional del crítico de vinos Tim Atkin, quien lo valoró con el mayor puntaje para este varietal.

Además de ubicarse entre los 4 mejores Pinot Noir del país, Camilo De Bernardi se encuentra entre los mejores productores de Argentina y en el ranking de los mejores 100 vinos del país.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios