Dar



#

marianela vergara

marianelavergara@rionegro.com.ar

Su hija es celíaca. No sabía qué cocinarle ni cómo. No tenía dinero para un curso.

Se compró un libro e hizo y rehizo recetas hasta lograr los platos.

Luego se dedicó a repartirlos entre otras mamás para que no sufrieran como ella.

Necesitaba un tractor. En su tierra cultivada calmaba la demanda mediante sano intercambio con sus pares: carpía en sus chacras a cambio de una pasada de la máquina por la suya.

Un buen día sus ahorros la acercaron y el ansiado vehículo llegó a sus manos. Y desde entonces realiza sin pedir nada a cambio “la pasadita” a sus vecinos.

A veces se puede cambiar la historia.


Comentarios


Dar