De Capital al paraje, un regalo especial

En Buenos Aires Raquel pidió dinero para sus 90.



#

Los sobrinos de Raquel viajaron hasta el paraje para entregar el material a la escuela 338 de Leuto Caballo.

LEUTO CABALLO/CHOS MALAL (ACHM).-Las distancias no fueron una barrera para que un gesto de amor y justicia pudiera concretarse uniendo dos puntos distantes del país: Capital Federal, desde donde provino una donación, y el paraje Leuto Caballo, en el norte neuquino, el destinatario. La historia es así: una mujer que cumplió 90 años pidió que no le hicieran regalos. La mujer pidió dinero en efectivo. Y cuando lo tuvo, compró equipamiento informático y dos banderas (una nacional y otra provincial) que donó junto a otros elementos a la escuela rural 338 de la zona norte. Ella es Raquel Kohan de Rajmilevich. Raquel vive en Capital Federal y el 9 de julio cumplió 90 años. Raquel había visitado la zona norte de la provincia neuquina en cuatro oportunidades. La última fue cuando cumplió 86 años. Y si bien vivió siempre en Capital Federal “ama esta parte del Neuquén” relataron sus sobrinos Levi Liscovsky y Elsa Avila quienes efectivizaron la entrega de la donación. Lo cierto es que con el dinero recibido como regalo a sus 90 años, Raquel compró una moderna computadora, una impresora y dos banderas de mástil. Todo eso, además de dos CD’s cedidos por la Fundación Marambio con películas sobre la Antártida Argentina, tuvieron como destino la Escuela 338 de Leuto Caballo, que queda a 30 kilómetros de Chos Malal. “Los elementos fueron recibidos con gran júbilo y beneplácito por parte de los niños, padres y personal docente”, indicaron los sobrinos de Raquel. La ceremonia se llevó a cabo el miércoles y además de sus sobrinos Levi y Elsa, estuvieron presentes la directora Elena Acquaviva, la docente Isabel Alarcón, el director del Distrito Educativo V Alberto Imbert, como así también directivos del Rotary Club Patagonia Norte y de Rotaract. En diálogo con “Río Negro”, los sobrinos explicaron que “Raquel espera poder cumplir su sueño de poder estar el 27 de febrero próximo en el paraje Leuto Caballo para presenciar la jura a la bandera por parte de los niños”. Es que el establecimiento educativo funciona en el ciclo de verano que va de septiembre a mayo, y la jura se hace en esa fecha. Por otra parte Levi explicó que “como judía tradicional pero secular, considera que su decisión es “tzedeka”, que en Hebreo significa justicia, y su acto “mitzvá” – obligación- lo que en conjunto sería la obligación de hacer justicia por no existir en la tradición judía la caridad como un acto voluntarioso, ni la limosna”. Agregó además que “quien entrega lo hace en la creencia que no deberecibir nada a cambio, ni siquiera agradecimiento”.

Juan Carlos Parada


Comentarios


De Capital al paraje, un regalo especial