De qué se quejan los consumidores rionegrinos

Ocho denuncias diarias en Comercio Interior dan la pauta del malestar de muchos rionegrinos que se sienten defraudados cuando concretan alguna operación. Las financieras y servicios de vehículos son algunos de los que se llevan la mayoría de las quejas de usuarios.



Infograma

VIEDMA (AV).- Tres de cada diez denuncias en el área de Defensa del Consumidor se relacionan con compras o servicios de vehículos. Otras tres presentaciones equivalen a servicios bancarios y financieros.

Casi ocho denuncias diarias se presentan en la Dirección de Comercio Interior en reclamo de los derechos al consumidor.

Los registros de quejas exponen las principales preocupaciones de los vecinos en cada año, obviamente encuadradas en las características de las épocas. Así, las denuncias por los contratos de “tiempos compartidos” y planes de ahorro se desvanecieron mientras se profundizan aquellas por otros sistemas de financiamiento o prestación de servicios.

Los comerciantes parecen más atentos en sus ventas porque esos reclamos cayeron a menos de la mitad. Esas presentaciones durante este año por electrodomésticos y alimentos promedian el 9 por ciento.

El director de Comercio Interior, Gustavo Sanguinetti ratificó las estadísticas y el liderazgo logrado por las presentaciones de las compras de vehículos en sus diferentes modalidades, por créditos prendarios, por concesionarias o por reclamos de fallas de fábricas. Un 31 por ciento de las denuncias corresponden a la adquisición de automoviles. Una sóla firma automotriz totalizó más de medio centenar de presentaciones por secuestros judiciales por falta de pago y que, según los consumidores, fueron acciones indebidas.

Sanguinetti entendió que “la indolencia financiera y la desorganización” de las automotrices para “la atención al cliente en relación a su situación frente al compromiso contraído” son los denominadores comunes en esos reclamos por los automóviles.

El funcionario reconoció causas por reclamos judiciales insólitos. Comentó de una clienta que abonó 16 cuotas adelantadas con un ingreso adicional pero la financiera automotriz está reclamando por atrasos y pidió su secuestro y, además, ahora no aporta el estado de su cuenta.

Mientras atendía a “Río Negro”, Sanguinetti fue notificado de una resolución de la Cámara Federal que confirmó parcialmente una resolución de su cartera. Ese fallo redujo el monto pero multó igualmente a un banco por la letra chica que se utilizó en la firma de un contrato prendario. Asimismo, el funcionario provincial admite que algunas presentaciones no se transforman en causas porque existen realmente moras de los consumidores en sus obligaciones.

Los costos de los intereses de las financieras y de los servicios bancarios acumulan otro importante porcentaje de las denuncias. En Viedma, las quejas contra las financieras están liderando el ranking, obviamente relacionado a la urgencia y dependencia de los agentes públicos con ese mecanismo de obtención de fondos.

Las organizaciones de Defensa del Consumidor constituyen el primer eslabón. Si esa intermediación no es suficiente, la denuncia pasa a la participación de Dirección de Comercio Interior, siempre y cuando aquellas instituciones estén formalizadas y cumplan con sus funciones.

Por eso, Sanguinetti diferenció la labor de cada organización. “Defensa del Consumidor en Viedma -explicó- trabaja muy bien ya que se recibieron unas 1.000 denuncias en lo que va del año pero en General Roca será dada de baja porque presenta una situación jurídica irregular”. En cambio, entendió que en Cipolletti existen “dos entidades en formación” y en Bariloche “no está realmente motorizada”.

Las quejas podrán formalizarse en las organizaciones de Defensa al Consumidor, como también, la Dirección de Comercio Interior de Viedma, ubicada en Belgrano 544.

La única denuncia contra una funeraria

La conciencia y decisión del consumidor es el principal elemento movilizador en la defensa de sus derechos. Esa actitud no tiene límite.

Río Negro es la única provincia que registra una denuncia contra una funeraria. En 1999, la empresa retiró una joven fallecida en un accidente en Cipolletti pero la familia quiso otra firma para su sepelio, por lo cual recién varias horas después pudo recibir el cuerpo de parte de la primer casa mortuoria.

El malestar de la familia se transformó en una presentación en Comercio Interior. Al final, la funeraria debió indemnizar a los familiares y publicar un pedido de disculpa. Otras denuncias no terminan bien y finalizan en escenas de pugilatos. Lo curioso es que nada tiene que ver con las partes, sino con matrimonios de consumidores.

Uno de los casos se originó con una presentación por reclamos de una financiera automotriz. La pareja se quejó en Comercio Interior por la intimación ya que “no tenían deudas”. En plena audiencia, la esposa recién supo que su marido no siempre depositaba el dinero que mensualmente le entregaba para la cuota del vehículo. La sorpresa de la mujer se transformó en indignación y ataques a su esposo.

(AV).

Con la mitad de empleados

Casi 8 expedientes de denuncias de consumidores se formalizan por día en los registros oficiales. Un número no preciso llegan como inquietudes informales.

Una veintena de estatales tiene Comercio Interior, con inspectores y abogados. Ese plantel incluye la sede central en Viedma y las cuatro delegaciones (que sólo tienen un agente cada uno).

A modo de comparación, esa cartera tenía en 1996 una dotación de 40 agentes y recibía unas 200 denuncias anuales. En el 2001, las presentaciones superarán las 2.000 con la mitad del personal.

Estas comparaciones son relativizadas por el director Sanguinetti porque confía en la futura incorporación de agentes de otras dependencias gubernamentales y lograría así un mayor plantel para la recepción de denuncias, cumplir con las audiencias y las inspecciones comerciales.

Asimismo, Comercio Interior tiene un presupuesto propio pero además cuenta con ingresos propios por el cobro de las multas a infractores a las diferentes legislaciones. La recaudación anual por las sanciones superaría los 120 mil pesos. Sanguinetti admite que sólo un 30 por ciento de las multas se cobran.

Viedma y los reclamos a las financieras

Viedma concentra el mayor porcentaje de denuncias. La capital provincial se diferencia además de otras ciudades en sus preocupaciones y sus quejas.

Consecuente con la crisis de la administración pública, las presentaciones contra las financieras lideran el ranking, con un 30 por ciento.

Los reclamos corresponden al interés que cobran.

Sanguinetti admite que poco se puede hacer porque el consumidor firma y da conformidad pero, también explica que un gran porcentaje de presentaciones prosperan porque “la información de la financiera es confusa”.

La ranking de Viedma ubica en segundo lugar a la compra de los vehículos con un 22 por ciento, seguido por los servicios domiciliarios -con un 18 por ciento- y las ventas en los comercios, incluyendo los reclamos por electrodomésticos y alimentos. (AV)


Comentarios


De qué se quejan los consumidores rionegrinos