Declararon empresarios “estafados” por Joubert

El sudafricano no canceló alrededor de 40.000 dólares.



#

Bernabe Moschela y Enrique Rosa, dos de los integrantes de “House to house” que declararon ayer.

BUENOS AIRES (ABA).- El enigmático Jacques Joubert, quien realizó varias exportaciones con Frutol, antes del frustrado contrabando de cocaína, oculta en cajones de manzana con el nombre de dicha empresa, fue el epicentro de la audiencia con la que se reanudó la causa Manzanas Blancas. Ayer desfilaron ante el Tribunal Oral en lo Penal Económico N 3 el jefe y dos dependientes de “House to House” firma a la que Joubert le quedó debiendo alrededor de 40.000 dólares. Enrique Rosa y Bernabé Moschela, narraron que conocieron a Joubert en la Expofrut que se realizó en Río Negro en el 2009. El sudafricano se presentó diciendo que necesitaba un agente de carga y empezaron a negociar. La actividad de House to House, explicó su titular Pablo Pérez Porto, fue intermediar entre el cliente y la compañía marítima para exportar frutas a Canadá, donde Joubert tenía contactos. Tras cumplir inicialmente, Joubert comenzó a entregar cheques que no levantó con el argumento que la fruta, entregada por Nelson Hinricksen como representante de Frutol, estaba en mal estado, por lo cual los importadores canadienses no le pagaban. La deuda de Joubert con House to House se fue engrosando y “cuando empezó todo esto” (la causa por narcotráfico) “dimos el dinero por perdido”, afirmó Rosa. Este último y Moschela mencionaron a Claudio Najum como el broker que respondía a Joubert y se hacía cargo de los pagos. Najum le dijo a Rosa que fue parte del ejército israelí y ostentaba un muy buen pasar. Era el vínculo de Joubert con los canadienses, y también rechazó hacerse cargo de lo adeudado. “Es que la fruta era una m….”, se excusó Najum ante un llamado de Rosa. Él mismo comentó que Joubert era “muy desprolijo”, a tal punto que varios camiones volvieron vacíos de Río Negro ya que tenían que cancelarse las operaciones por falta de cumplimiento. Joubert estuvo detenido durante un mes durante la instrucción de esta causa y luego fue sobreseído; la defensa del imputado Valentín Temes Coto lo puso bajo la lupa pues durante las reuniones que mantuvo con Hinricksen tuvo actitudes que les llamó la atención como sacar fotos en el galpón de empaque. Hizo 14 exportaciones con Frutol y dejó de pagarles. Otro testimonio importante fue el de Karina Palacios, quien fuera abogada de Temes Coto, quien dio detalles sobre un préstamo de medio millón de dólares que le hizo su cliente a Vicente Trivelloni que quedó sin cancelar. Es un episodio destacado porque, según dijo Temes Coto, Trivelloni iba a estar a cargo de la exportación (que terminó en el contrabando) mediante su empresa Tala Viejo, pero “por un error de Oscar Fresno se terminó derivando a Frutol”.


Comentarios


Declararon empresarios “estafados” por Joubert