Denuncian que el cura no lo bautizó porque nació por inseminación artificial

Ocurrió en Ingeniero Huergo. El sacerdote le dijo a la madre del bebé que era “pecado”. Ella le contestó: “Dios nos puso trabas para ver nuestra fortaleza”





Nada fue sencillo para Soledad Castillo y Cristian Gariglio, que tras 12 años de matrimonio y un largo proceso tuvieron a su primer hijo. Y cuando lo fueron a bautizar por la Iglesia católica, el cura se negó porque había sido concebido mediante inseminación artificial y lo consideró “un pecado”.

“Nosotros no pensamos hacer nada, más allá del dolor que tenemos por nuestro bebé. Pero sería bueno que el cura cambie su actitud o bien lo saquen”, comentó Soledad, mamá del pequeño Pedro Amaranto.

“Si Dios no hubiera querido que él naciera, por más inseminaciones que me haga no hubiera estado acá. Creo que Dios nos puso trabas para ver nuestra fortaleza” agregó, con su hijo hoy de cuatro meses en brazos.

El matrimonio hizo conocer el caso a través de las redes sociales y rápidamente cosechó un sinnúmero de adhesiones, e incluso propuestas de otras iglesias –católicas y evangélicas– para realizar el bautismo.

Todo comenzó esta semana, cuando Soledad y una de sus hermanas concurrieron a la parroquia San Francisco Javier de Huergo para solicitar turno para realizar el bautismo de su hijo en noviembre. El padre Adam Rudnik “me empezó a hacer varias preguntas: qué edad tenía el bebé, el nombre, si estaba casada (le contesté que estaba casada por civil hace 12 años pero no por iglesia), y si tenía hijos más grandes. Le contesté que era el único y que era por inseminación. Lo dije de manera natural, porque todos en Huergo saben”, agregó.

“Ahí estamos en problemas” fue la respuesta del cura. Soledad contó que “me dijo que era pecado. Le expliqué que la inseminación había sido con una muestra del padre y un óvulo mío. Su respuesta fue que no era tan grave porque si era con embriones, para implantar a uno matan a otros”.

“A mi hermana la trató de mentirosa y que no estaba apta para ser madrina. Salí de la iglesia llorando. Si bien no nos dijo que no lo iba a bautizar, nos pidió que fuéramos a misa todo octubre y noviembre, para luego evaluar si estábamos capacitados para bautizarlo”, agregó Soledad.

Según la agencia Télam, desde el Obispado del Alto Valle remarcaron que “en ningún momento se les negó el bautismo” y “se invito a la familia a realizar un catecismo, ya que es necesario hacer una preparación, una catequesis, ser bautizados no es cualquier cosa es pasar a ser hijos de Dios”.

“Tengo un solo riñón y problemas de presión. El embarazo era un riesgo pero lo había deseado siempre y tuve controles”.

Soledad Castillo, mamá del bebé al que un sacerdote se negó a bautizar.

Datos

“Tengo un solo riñón y problemas de presión. El embarazo era un riesgo pero lo había deseado siempre y tuve controles”.

Comentarios


Denuncian que el cura no lo bautizó porque nació por inseminación artificial