Denunció a sus padres y pidió a la Justicia que lo mantengan de por vida

La historia se centra en Londres, donde el denunciante hizo la petición. Su representante legal alegó que se le había hecho un daño al "volverlo muy dependiente económicamente".





El juez Sir James Munby argumentó que el reclamo "era muy inusual".-

El juez Sir James Munby argumentó que el reclamo "era muy inusual".-


Una demanda sin precedentes llegó a los tribunales ingleses hace algunos meses, cuando un hombre de 41 años demandó a sus padres ante la Justicia con el argumento de que "eran muy ricos" y con el correr de su vida lo habían "vuelto muy dependiente" de esa ayuda económica.

La historia se centra en Londres, donde los abogados del demandante se basaron en las leyes relacionadas a los matrimonios y los hijos, por lo que consideraron que el juez a cargo tenía la potestad de ordenar a los padres involucrados que continuaran brindándole apoyo financiero.

Además, alegaron que el hombre tiene algunos problemas de salud mental y desde el 2011 se encuentra desempleado, a pesar de poseer un título en Historia Moderna, uno en Abogacía y un máster en derecho impositivo.

Si bien no se conoció la identidad del denunciante, sí se supo que el hombre que inició la acción legal vive en Londres, mientras que sus padres lo hacen en Dubai.

Según se detalló en la causa, el apoyo económico parental consistió en dejar vivir al demandante en un elegante loft en el centro de Londres y hasta hace poco le pagaban los servicios de la vivienda, según los medios británicos consignan.

Sin embargo, y tras leer la presentación, el magistrado interviniente Sir James Munby, de la Corte de Familia de la Real Corte de Justicia, desestimó la petición y argumentó que el reclamo "era muy inusual" y sin precedentes en materia de jurisprudencia.

"La relación entre el demandante y sus padres, en particular, al parecer, su padre, se ha deteriorado y el apoyo financiero que están dispuestos a ofrecer se ha reducido significativamente", señaló el juez Munby al exponer el caso.

En su sentencia, el magistrado declaró que "la ley es clara" en cuanto a que una persona mayor de edad no puede llevar a los tribunales a sus padres. También estableció que el denunciante debe pagar más de 57 mil libras por los costos del juicio, destinado a sus padres; y finalmente, denegó el permiso para apelar la sentencia.



Comentarios


Denunció a sus padres y pidió a la Justicia que lo mantengan de por vida