Sonaron las alarmas en Boca: Marcos Rojo no terminó la práctica

El capitán sintió una molestia y fue preservado por el cuerpo técnico. Será probado el sábado para saber si está en condiciones de enfrentar a River, el domingo.

El capitán de Boca, Marcos Rojo, no finalizó la práctica de hoy en el predio de Ezeiza por una molestia muscular y el cuerpo técnico lo cuidará en los próximos entrenamientos para que pueda estar en el superclásico con River, que será este domingo en la Bombonera por la fecha 18 de la LPF.

El defensor, una de las piezas claves del equipo de Hugo Ibarra, sintió un tirón en su pierna derecha pero no en la zona del sóleo, en la que sufrió un desgarro que lo dejó afuera seis partidos.

La idea ahora, tanto del técnico como del cuerpo médico y el mismo futbolista, es «no arriesgar» en los próximos entrenamientos y el sábado probar para ver cómo se siente.

El marcador central, además, es fundamental ante la eventual modificación del dibujo táctico: Ibarra analiza la idea de poner un 3-5-2. Este jueves, en la práctica de fútbol, se verá si insiste o vuelve a los más tradicionales 4-3-3 o 4-4-2.

La novedad positiva para el técnico fue que Cristian Medina y Juan Ramírez trabajaron con normalidad: ambos venía de lesiones (fascitis plantar en el pie derecho y molestia en la cadera, respectivamente), y no estuvieron el fin de semana pasado en el triunfo 2-1 a Colón en Santa Fe.

Medina era titular antes de su lesión y podría volver; y Ramírez tiene muchas chances de meterse entre los 11 iniciales.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios