Desafió la pandemia para construir casas sustentables en el Alto Valle

Antonella Vázquez, una joven de Jacobacci que estudió Diseño de Interiores en Roca y luego hizo una maestría en Arquitectura en Barcelona, apostó por su proyecto pese a las dificultades de la época.

Antonella Vázquez desarrolla su proyecto en Roca.

Antonella Vázquez desarrolla su proyecto en Roca.

Desafiando la complejidad de la pandemia y un escenario adverso para emprender, Antonella Vázquez decidió apostar desde General Roca a un nuevo proyecto: nada menos que fabricar viviendas sustentables con paneles térmicos estructurales de rápido montaje que generan ahorro energético.

No fue un desafío fácil para esta joven jacobacina que estudió Diseño de Interiores en la Universidad Nacional de Río Negro y luego obtuvo un magíster en Arquitectura y Urbanismo, en Funiber (Barcelona) fundar AVA Fabrica Sustentable, pero asegura que “valió la pena” el esfuerzo y la decisión en un momento del país poco propicio por la situación económica.


Antonella señala que la idea de fundar una empresa surgió a partir de conocer el panel SIP en España e interiorizarse sobre distintos aspectos de la arquitectura sustentable.

“Logré conocer y capacitarme sobre muchos métodos para poder construir de forma responsable con nuestro medio ambiente. Nuestro primer hogar es el planeta Tierra y tenemos que cuidarlo. Eso siempre me motiva a superarme y a buscar alternativas para poder preservar el medio ambiente” afirma.

No solo comenzó a formarse en técnicas de construcción sustentable, sino también en el uso de energías renovables y cómo insertarlas en las edificaciones.

Hay equipo. El grupo de trabajo de Antonella.

“Si nuestra tierra produce una energía que se obtiene a partir de fuentes naturales, virtualmente inagotables, y son capaces de regenerarse por medios naturales, ¿por qué no usarlas? La sustentabilidad es el cuidado del impacto ambiental, impacto social y económico” agrega.

Bajo este concepto, su emprendimiento se creó con el fin de trabajar la sustentabilidad desde la construcción, proponiendo nuevos productos que no dañen el medio ambiente.

“De antemano sabía que no era una buena época para poner en marcha un proyecto como este, pero uno siempre busca superarse, crecer y me dije ‘por qué no arriesgar’. Y por suerte todo salió bien. Estoy contenta con haber tomado la decisión y por cómo nos está yendo”, afirma.

La joven emprendedora señala que junto a su equipo de trabajo busca evolucionar hacia mejores sistemas constructivos, quitando los estereotipos de los métodos tradicionales y encontrar la soluciones a cada problemática existente al momento de construir. “Es un aporte importante al ahorro energético, la limpieza, rapidez, los costos y la seguridad que ofrece el sistema a nivel estructural”, explica.

Paneles. Obreros en una construcción en Roca.

Antonella realizó una considerable inversión y hoy, junto a su equipo, fabrica paneles Sip, amoblamientos y aberturas.

La fábrica también cuenta con un sector carpintería, y maquinarias para poder fabricar todo tipo de amoblamientos, con el objetivo de brindar un servicio completo y de alta calidad. El cliente contrata a la empresa y todo se trabaja en un solo lugar: el diseño, los materiales, la fabricación e instalación en obra.


Los materiales que utilizan

Tal como describe la emprendedora, los paneles no ceden ni se modifican con el tiempo y están compuestos por dos placas de OSB LP de 9.5 mm, unidas a un núcleo de poliestireno expandido de alta densidad (EPS) 20Kg/m³ y 70 MM de espesor. Esto, señala, genera altos niveles de aislación térmica y firmeza estructural. Sus medidas son de 1,22 x 2,44 metros.

Manos a la obra.

Antonella afirma que las casas construidas con paneles SIP muestran un ahorro energético anual de entre 50 y 60% cuando se combinan con otros sistemas de alta performance. Explica que el núcleo de espuma no absorbe humedad ya que mantiene sus cualidades aislantes originales de por vida.
Las placas de OSB provienen de plantaciones de rápido crecimiento y bosques sustentables certificados.


“Es un producto ‘antisalitre’, ‘antihumedad’ y totalmente hermético”, dice.
Antonella aclara que no solo se pueden realizar casas, sino también galpones, cámaras frigoríficas, divisiones interiores, ampliaciones, entre otras construcciones.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Desafió la pandemia para construir casas sustentables en el Alto Valle