Descubren nueva especie de lagarto en Neuquén

Científicos de la Universidad del Comahue lo hallaron en el Parque Domuyo, a más de 1.700 metros sobre el nivel del mar. Es un saurio endémico de la cordillera del Viento, afirmaron.





#

El Liolaemus de la Cordilllera del Viento vive en cuevas altas, entre las rocas, y ya fue presentado a la comunidad científica mundial.

NEUQUEN (AN).- Un equipo científico de la Universidad Nacional del Comahue (UNC) descubrió una nueve especie de lagarto en un punto del Parque Domuyo ubicado a más de 1.700 metros sobre el nivel del mar. El saurio es endémico de la cordillera del Viento, mide unos doce centímetros y sería omnívoro, es decir que se alimentaría de insectos y pequeños brotes que se hayan en ese lugar.

La nueva especie se llama Liolaemus de la Cordilllera del Viento y forma parte de un grupo de lagartos muy difundido en los Andes australes y en Patagonia.

"Dentro del grupo de Liolaemus hay varias especies descriptas pero esta es endémica del sector este del volcán Domuyo", explicó el biólogo Daniel Pérez, uno de los descubridores del reptil.

"Además del valor que tiene el descubrimiento de una nueva especie de vertebrado, en este caso la especie es el único vertebrado endémico del área protegida del sistema Domuyo encontrada hasta ahora", afirmó Daniel Pérez a cargo del laboratorio de Rehabilitación y Restauración de Ecosistemas Aridos y Semiáridos Norpatagónicos de la UNC.

El científico afirma no es extraño el descubrimiento de este lagarto pues desde la época de Gregorio Alvarez que no se realizaba en relevamiento de fauna en los pedemontes del volcán Domuyo.

"Encontramos una docena de nuevas especies; quiero decir, especies que no estaban registradas en el sistema Domuyo pero sí en otros puntos. Pero este lagarto es endémico de la cordillera del Viento", agregó el investigador quien explicó para informar sobre el hallazgo se hicieron pruebas de ADN.

El animal vive en cuevas altas entre las rocas y a una altura que oscila entre los 1.700 y los 1.900 metros sobre el nivel del mar.

"Creemos que hay una población que va de los 150 a los 300 individuos por hectáreas, lo que no define a una colonia muy extendida", fue más allá el científico.

Los lagartos del género Liolaemus "son altamente territoriales: definen un territorio propio que suele ser compartido por varios machos y hembras con jerarquías establecidas entre ellos".

En ese territorio añadió Pérez "cazan insectos y realizan el cortejo y la cópula". Defienden sus territorios con movimientos de cabeza y extremidades anteriores, que son específicos en cada especie.

"Estos movimientos constituyen el sistema de comunicación de este tipo de lagartos; de hecho determinados movimientos de cabeza comunican intención de cortejo a las hembras o agresión a otros machos, afirman la jerarquía dentro del territorio o sirven para expulsar a un intruso", describió el investigador en un trabajo que presentó a este diario.

El especialista comentó que "algunas especies pueden tener un repertorio de cuatro o cinco tipos de movimiento para la comunicación, hay dos tipos básicos: el movimiento de cabeza y el movimiento de cabeza con las patas delanteras".

En tanto, "los movimientos de agresión intimidan a los posibles adversarios de la misma especie que pretendan invadir su territorio y evitan así la lucha directa que los expondría frente a los depredadores".


Comentarios


Descubren nueva especie de lagarto en Neuquén