Desde Nación negaron que falten recursos para combatir los incendios forestales en la Patagonia

Así lo señaló el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky, sobre los cuestionamientos de diferentes sectores.

Los incendios forestales que afectan por estos días a Neuquén, Río Negro y Chubut pusieron en el centro de la escena la cantidad de recursos que hay disponibles para combatir las llamas. Desde Nación negaron que falte recursos y explicaron que hubo momentos que los medios aéreos no pudieron operar por las condiciones climáticas.

“Decir que hay fuego y que por eso no hay medios aéreos, es de una temeridad exagerada. No lo digo por los pobladores cuyo angustia respeto y entiendo perfectamente, pero si de la política. Me parece que es otra la motivación ahí”, sostuvo el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky.

Martín Giusti y Jorge Lara, ambos funcionarios de Neuquén cuestionaron que la ayuda de Nación llegó con retraso.

En declaraciones al programa Vos a Diario de RN RADIO (89.3), Sergio Federovisky dijo que  “es indudable” que hay medios aéreos en Aluminé, Lago Puelo como en la zona de Lago Martín y Lago Steffen. “Operaron en la medida que fue posible. En Lago Martin y en Steffen hubo una columna de humo que impidió durante todo el día de ayer que helicópteros y aviones pudiesen volar con normalidad”,  expresó el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

El funcionario nacional  contó que incluso hubo un ministro de una de las provincias,donde está uno de los focos de incendio, que le solicitó un medio aéreo especificó, pero esa aeronave que requería ya estaba incluso operando en el lugar. 

Dijo que “se habla con mucho desconocimiento», y en ese sentido, cuestionó la solicitud de algunos sectores de pedir aviones a Chile. “El 23 de diciembre, personalmente estuvo reunido  via zoom estuvo reunido con todas las autoridades de Corporación Nacional Forestal (Conaf) de Chile que es la responsable de todas las cuestiones vinculadas al fuego, y conversamos sobre las posibilidades de una colaboración mutua, y la respuesta formal hacia la Argentina, es que la Argentina tenía dos focos de fuego activos porque el del cerro Currumahuida todavía no se había expresado, y Chile tenía 167”, expuso. 

A nivel nacional, sostuvo que al Servicio Nacional de Manejo del Fuego se  “dio una solvencia del punto de vista económica que nunca tuvo”.

Por otro lado, dirigió sus críticas a algunas corporaciones forestales abandonadas.  “Se convierten en montañas de antorchas que arden con una facilidad insólita, justamente por la falta de manejo y mantenimiento, y tiene que ser el Estado el que socorra justamente cuando los privados miran para otro lado”, señaló en la entrevista radial. 

Con el avance del fuego en los diferentes focos, se puso en la lupa desde algunos pobladores si era algo evitable. “Cuando alguien dice si tal cosa se hubiera hecho, no hubiera pasado tal otra es absolutamente incomprobable”, opinó sobre el cuestionamiento de pobladores aledaños a la zona del Lago Martín que se pudo haber evitado la expansión del fuego si se actuaba con mayor celeridad y sumó que es un sector de “muy difícil acceso”: 

“Luego creció por un cambio en la dirección del viento hacia el este y que muchos de los cortafuegos que debieron haberse hecho, fundamentalmente por autoridades locales no se hicieron, entonces se encontró en el camino mucho más material combustible del que tendría que haber tenido”, agregó el funcionario nacional.

Por otro lado, Sergio Federovisky, manifestó que “el fuego es una de las consecuencias más directas del cambio climático , entre otras cosas porque la vegetación sufre un estrés hídrico cada vez mayor por el aumento sistemático de la temperatura promedio”, y contextualizó que ante este escenario es de vital importancia las acciones en la prevención en contratemporada. Enumeró, por ejemplo, con la limpieza de las áreas debajo de las líneas de alta tensión, banquinas, manejando las plantaciones forestales abandonadas, reduciendo  volúmenes combustibles y realizando cortafuegos.

El funcionario nacional marcó también porque se niegan a recibir ayuda de un grupo de vecinos de la zona. “Los grupos autoconvocados son loables pero es mucho más factible que se produzca una accidente no deseable a que se pueda avanzar en la contención del fuego sino son personas preparadas para eso. Es una política en todo el mundo que las personas no entrenadas no participen en el combate contra los incendios porque los riesgos son elevadísimos y no cualquiera puede hacerlo”, explayó.




Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora