Desgobierno y corrupción





Roca

En los últimos días se ha publicado en el diario Río Negro una serie de notas, que demuestran el alto grado de desgobierno que padece nuestra provincia.


Mientras la voracidad impositiva nos apabulla, vemos que existen hechos que demuestran una alarmante falta de controles. Leemos por ejemplo que un exfuncionario provincial exdirector de Recursos Humanos nos robó 2,5 millones de pesos falsificando documentación para nombrar directores y empleados, que nunca existieron, pero él cobraba sus haberes.

Se lo condena con dos años de prisión en suspenso y 300 horas de trabajos comunitarios que según parece realizó en la Catedral de Viedma (¿sería el recaudador de la limosna?). En la página siguiente se lee que el Tribunal de Cuentas percibe ciertas inconsistencias en documentación de la Defensoría y ésta argumenta que no poseen sistemas de control eficientes, dado que los existentes son obsoletos (chocolate por la noticia).


También el Tribunal de Cuentas detecta que 172 judiciales perciben otro haber público (siga el baile). Por otra parte en estos días reaparece el tema de la estafa al Ipross por 70 millones de pesos, y mientras se colectan pruebas y se formulan cargos, etc., etc, el tiempo pasa y ¿se espera la prescripción? Mientras, la defensora de los imputados, manifiesta que se ha hecho un espectáculo mediático que es agraviante para para sus defendidos y familiares. Señora defensora, para la sociedad lo agraviante es que se robaron 70 palitos. También aparece el tema de los radares (el cuento de la buena pipa), que legales, que ilegales, mientras la Defensoría del Pueblo no termina de aclarar el tema.

El intendente de Darwin nos manifiesta que su radar seguirá activo y así asistimos a este festival de irregularidades. Pronto será carnaval; siga el corso y tiren flores.


Francisco Julián Manqueo
DNI 7.571.988


Comentarios


Desgobierno y corrupción