Desocupados podrán ser inspectores en Cipolletti

Seis mujeres son capacitadas en Bromatología.



CIPOLLETTI (AC) - Un grupo de desocupados que perciben el subsidio del plan Jefes y Jefas de Hogar se convertirán en breve en los nuevos integrantes del cuerpo de inspectores de la municipalidad de Cipolletti. Seis mujeres están incorporando los conocimientos básicos en bromatología para ingresar al área de Comercio y hay otros desempleados que se encargarán de la seguridad vial en las salidas de las escuelas.

Estas decisiones forman parte del plan de refuerzo del esquema de inspecciones de la comuna, que -según se reconoció desde la intendencia- es uno de los puntos deficitarios de los servicios.

Las seis mujeres que desde hace nueve meses se capacitan en el área de Bromatología del municipio están a punto de rendir el examen que les permitirá empezar a desempeñarse como inspectores.

Con el jefe del área, Eduardo Fernández, como docente, estas mujeres están ahora recibiendo información (teórica y práctica) sobre conservas. Por caso, ayer prepararon dulce de pera. La idea es que, además de aprender, el día de mañana puedan transmitir a otros la formación que recibieron.

Estela Ivanoff, Claudia Cárdenas, Mónica Sandoval, Cleria Domínguez y Silvia Martínez cobran 150 pesos por mes del plan nacional y desde mayo del año pasado, durante cuatro horas o más por día, aprenden todo lo relacionado con el correcto manejo de los alimentos y con las enfermedades que transmiten.

Fernández, que hizo hincapié en la voluntad de estas mujeres, explicó que es fundamental poder multiplicar los conocimientos sobre conservas con productos regionales, elaboradas durante la estación de cosecha.

El funcionario dijo además que su área está abierta a cualquier consulta, que puede canalizarse a través del teléfono 4776814.

Para el gobierno municipal, es un despropósito que los inspectores municipales, que son pocos, deban dedicarse al control del tránsito en las puertas de la escuelas a la hora de la salida y la entrada de los chicos.

Por eso, en la dirección de Tránsito están detrás del mismo fin: capacitar desempleados para que puedan realizar esta tarea, quizás menos especializada que la de cuidar que se apliquen las normas de manejo de vehículos.

La idea -informó el municipio- es "garantizar la seguridad vial tanto de los alumnos, como de los padres y los docentes, y del ordenamiento del tránsito en general".

Con una planta de inspectores de tránsito muy pequeña, la permanencia de agentes en las puertas de las escuelas es una demanda demasiado grande.

Así como las mujeres capacitadas en Bromatología podrán, si aprueban el examen, convertirse en inspectoras de Comercio, el concurso interno del área de Tránsito estará abierto para los desempleados del plan.


Comentarios


Desocupados podrán ser inspectores en Cipolletti