Después de 47 años podría cerrar una emblemática librería del Bajo de Neuquén

Se trata de Libracos. Sus dueños anunciaron su crítica situación en redes sociales.

La histórica librería del Bajo de Neuquén. Foto: Juan Thomes

La histórica librería del Bajo de Neuquén. Foto: Juan Thomes

Libracos, la histórica librería de la zona del bajo de Neuquén, podría cerrar sus puertas de forma definitiva. Las sucesivas crisis económicas y la llegada del coronavirus fueron demasiados obstáculos para el comercio que funciona desde octubre de 1973.

“Queremos decirles que lamentablemente no estamos seguros de que haya un 2021 para Libracos”, expresó Santiago Rivas en la cuenta de Facebook de la librería.

Agregó: “La crisis de estos años agravada por la pandemia nos ha golpeado muy duro y no nos está quedado mucha opción más que liquidar nuestros libros para pagarle al personal y nuestro proveedores”.  

La librería fue inaugurada en la esquina de Perito Moreno y Corrientes. El negocio, fundado por Marta Echeverría, pretendía establecer en nuevo espacio cultural en la capital neuquina. En1974 Marta de Cea se unió al proyecto y luego, un año después, lo hizo Beba, su hermana.

Libracos fue protagonista durante el contexto político de esa época.  En marzo de 1975 una bomba destruyó la fachada de la librería. Testigos de la causa “La Escuelita” habían señalado que Raúl Guglielminetti  y otras personas estaban vinculados al atentado. Se trataba de un grupo paramilitar vinculada a la triple A y organizado por el ex interventor de la UNC, Dionisio Remus Tetu.

En junio de 1976 desaparece Alicia Pifarré, una joven que había trabajado en la Librería. Fue emboscada antes de llegar a su casa por un grupo comando liderado por Guglielminetti.  

En septiembre de 1976, Marta De Cea fue secuestrada en Cinco Saltos y posteriormente fue trasladada al centro clandestino de detención "La Escuelita". Al declarar en el juicio en 2008 dijo que Guglielminetti fue uno de los que la interrogó durante las sesiones de torturas.

Luego de recuperar su libertad se exilió en México junto a su hermana Beba. Marta Echeverría se marchó a Brasil. Néstor Rivas y Beba Jaramillo alquilaron la librería desde entonces. Santiago Rivas se sumó años después.

El interior de Libracos. Foto: Juan Thomes

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Después de 47 años podría cerrar una emblemática librería del Bajo de Neuquén