Deuda: el Gobierno alcanzó un acuerdo con los principales grupos de bonistas

Lo anunció esta madrugada el Ministerio de Economía. Indicó que abarca al Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores. El resultado se anunciará el 28 de agosto.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

El ministro de Economía, Martín Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán

Argentina logró un principio de acuerdo con sus acreedores en el límite del vencimiento este martes de su oferta para el canje de unos 66.000 millones de dólares en bonos bajo legislación extranjera, con lo que podrá evitar las consecuencias del default. "La República Argentina y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores (en conjunto, los “Acreedores que brindan Respaldo”) llegaron a un acuerdo", anunció esta madrugada el Ministerio de Economía.

A menos de 24 de horas de que cierre el plazo para adherir a la oferta, el gobierno del presidente, Alberto Fernández, presentó una serie de modificaciones a su propuesta, que ya había recibido el visto bueno de los principales fondos de inversión, confirmó una fuente gubernamental a la AFP.

La oferta formal de Argentina, presentada ante la comisión de valores de Estados Unidos, contempla el pago de unos 53,5 dólares por cada 100 de deuda, mientras que los acreedores exigen unos 56,5 dólares por cada 100.

Según se indicó desde el Ministerio, el país ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos establecidas en su propuesta del 6 de julio, sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora. Específicamente:

(i) las fechas de pago sobre los Nuevos Bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre,
(ii) los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029,
(iii) los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante, y
(iv) los nuevos bonos 2038 en USD y en Euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes comenzarán a amortizar en Julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.

El plazo para adherir al canje de bonos vencía este martes, a las 17, de Nueva York (21H00 GMT) . Sin embargo, en este acuerdo, Argentina extendió hasta el 24 de agosto de 2020, salvo que se extienda por un período adicional o que se finalice en forma anticipada. La fecha de anuncio de los resultados será el 28 de agosto de 2020 o lo antes posible de allí en adelante, y la fecha de ejecución, la de entrada en vigor y la fecha de liquidación continuará siendo el 4 de septiembre.

Optimismo en los mercados

En la última propuesta formal, el periodo de gracia sin pagos quedó reducido de tres años a uno, con lo que Argentina comenzaría a honrar vencimientos en septiembre de 2021. Los acreedores habían pedido acortar aún más ese periodo, a septiembre de este año. La oferta argentina abarca bonos de 2005 y 2010, fruto de una anterior reestructuración de deuda, y también otros emitidos a partir de 2016.

En los bonos de 2016 en adelante, los tenedores de al menos 66,5% de la deuda deben adherirse a la oferta para que el canje sea válido. En los de 2005 y 2010 se eleva a 85%.

Ante la perspectiva de un acercamiento que permita el acuerdo, la Bolsa de Buenos Aires registró este lunes una suba de 6,6% y los bonos argentinos que cotizan en Wall Street tuvieron ganancias de hasta 12%.

El default, un riesgo para todos

A lo largo de más de cuatro meses de negociaciones, tanto el gobierno como los acreedores han insistido en que desean evitar las consecuencias del default, en el que ya Argentina incurrió desde el 22 de abril pero que no se ha desencadenado debido a que las conversaciones siguen en curso.

Cinco de los bonos sujetos al canje se encuentran en cesación de pagos, pues Argentina incumplió con la cancelación de intereses en 500 millones de dólares en abril y otros 600 millones la semana pasada.

Eso permitiría a los fondos de inversión que detentan esos bonos acudir a los tribunales en Nueva York para solicitar una aceleración de los pagos de la deuda. Pero se trata de un camino que puede llevar varios años, en un contexto de recesión mundial por la pandemia de la covid-19.

Aunque Argentina perdió su acceso a los mercados internacionales hace ya dos años, ese panorama tampoco era bueno para el país, que se propone negociar un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional, tras dejar en suspenso el stand-by suscrito en 2018 por 57.000 millones de dólares, del que recibió 44.000 millones.

Tercera economía de América Latina, Argentina se encuentra en recesión desde 2018 y su economía sufrirá aún más este año debido a la pandemia del coronavirus, con una contracción de 9,9% del Producto Interno Bruto, según la más reciente previsión del FMI.

El país cerró 2019 con una pobreza estimada en un 35% y una inflación en más del 50% anual. Argentina debe resolver además el tema de la deuda emitida bajo legislación nacional, de unos 41.700 millones de dólares, con pagos diferidos hasta el 31 de diciembre de 2021, para la que el gobierno de Fernández ofreció condiciones equitativas a las que acuerde con los bonistas internacionales.


Comentarios


Deuda: el Gobierno alcanzó un acuerdo con los principales grupos de bonistas