Acuerdo con los acreedores: ¿Qué hay que esperar ahora con el dólar?

La divisa se mantendrá en calma como lo viene haciendo en las últimas semanas con posibilidades ciertas para el corto y mediano plazo de que la brecha -que hoy está en cerca del 90%- se achique por una progresiva devaluación impulsada desde el Banco Central y un aplanamiento del paralelo en el mercado informal.





El dólar, otra vez en la mirada de los argentinos.

Con el cierre parcial de un acuerdo por la deuda externa, el Gobierno Nacional recibe una bocanada de oxígeno luego de un semestre ruinoso en materia económica.

Muchas de las miradas apuntan a como evolucionará el dólar y los activos locales tras estos anuncios. En principio la mayor parte de los operadores asegura que el acuerdo tendrá un impacto positivo, aunque también muchos sugieren que falta bastante como para encarrilar la distorsión de precios relativos que muestra nuestra economía.

En las primeras horas de la jornada de hoy, el dólar paralelo cae más de 8 pesos para ubicarse por debajo de los 130 pesos.

En términos generales habrá que esperar que la euforia financiera continúe en parte del día de hoy con una recomposición de los activos de las empresas argentinas en el exterior, los bonos sigan con su racha positiva y el riesgo país mantenga su tendencia a la baja.

El dólar seguramente se mantendrá en calma como lo viene haciendo en las últimas semanas con posibilidades ciertas para el corto y mediano plazo de que la brecha -que hoy está en cerca del 90%- se achique por una progresiva devaluación impulsada desde el Banco Central y el aplanamiento del dólar paralelo en el mercado informal.

Sin dudas el acuerdo con los acreedores descomprime la presión en el mercado cambiario ya que las expectativas financieras mejoran para el país. Sin acuerdo, el mercado apostaba a un dólar arriba de 145 pesos para fin del tercer trimestre. Con acuerdo, ese valor se ubica por debajo del techo de los 135 pesos.

Las importantes mejoras que se observarán en el mercado financiero (acciones, bonos y títulos) no se reflejaran en forma inmediata en el dólar -es decir: no se espera que baje mucho más de los 130 pesos en el corto plazo- ya que el mercado cambiario local está muy relacionado con la actividad económica del país, sobre la que todavía no hay expectativas de desarrollo.

Otro de los puntos que consolida la idea de que el dólar se va a mantener calmo esta dado en que, con el acuerdo Gobierno-Acreedores-FMI, parte de los inversores comenzarán a desdolarizar sus carteras buscando rentas extraordinarias en pesos sobre activos de empresas argentinas que están cotizando muy por debajo del precio de mercado. Esto permitirá una inyección de divisas adicional sobre la plaza cambiaria que ayudará a sostener la paridad sin grandes saltos, por lo menos en lo que al corto plazo se refiere.


Comentarios


Acuerdo con los acreedores: ¿Qué hay que esperar ahora con el dólar?