Diputados frenó solución para presos de La Tablada

Finalizado el receso invernal, fracasó el intento de retomar la actividad legislativa. Los empleados del Congreso decidieron tomar medidas de fuerza contra el ajuste y la sesión prevista para decidir la suerte de los presos por el copamiento de La Tablada fue abortada por las diferencias que existen en el cuerpo y la ausencia de legisladores que impidió alcanzar el quórum.





El creciente clima de conflicto en la Cámara de Diputados, donde se cruza el malestar por el control de gastos y las medidas de fuerza del personal por el recorte de sus salarios, terminó ayer por frustrar la sesión donde debía tratarse el proyecto de ley que permite una revisión de sus condenas a los detenidos por el copamiento del cuartel de La Tablada.

La estocada que tiró abajo la sesión fue dada por el bloque del justicialismo y por la Alianza que tuvo un gran número de ausencias que le impidieron siquiera soñar con reunir quórum sin la ayuda del principal partido de la oposición.

En una planeada jugada política, unos 40 diputados del PJ se sentaron en el recinto a la hora en que debía reunirse la comisión de jefes de bloques que tradicionalmente arman el temario de la sesión. Aguardaron poco más de una hora y luego se retiraron con fuertes críticas contra el presidente, Rafael Pascual.

«Nosotros no somos sus empleados», gritaba el jefe del bloque opositor, Roggero, mientras a su espalda el justicialista Mario Das Neves calificaba a Pascual de «fascista», aludía a su persona con el nombre vulgar de los preservativos y pedía su renuncia. «El diálogo está roto hace tiempo», resumió un diputado justicialista al describir la relación de la oposición con Pascual. El abandono del PJ sirvió para abortar el tratamiento del proyecto sobre La Tablada, que encuentra a ambos bloques divididos.

Tanto enojo lejos estaba de responder exclusivamente a la espera en el recinto. El motivo principal parece ser el control sobre los gastos que escalonadamente implementó Pascual y un encubierto aumento del dinero que disponen los bloques, que tuvo una forzada marcha atrás cuando trascendió a la prensa. Los legisladores del interior son quienes más se sienten perjudicados, porque primero se les impidió transferir sus pasajes y ahora deben ingresar una clave cada vez que quieran hacer un llamado interurbano.

Pascual defendió la clave telefónica al advertir que «apunta al ahorro de los gastos» y recordó que existe «una deuda de 10 millones de pesos» con la empresa Telefónica heredada «de la gestión anterior» y se manifestó de acuerdo con auditar gastos de la Cámara y recordó que la última reveló que durante la presidencia del justicialista Alberto Pierri «se gastaron 27 millones de pesos de más».

Por su parte, los presos por el copamiento a La Tablada tomarán una determinación, tras el fracaso de la sesión donde se iba a tratar el proyecto del frepasista Ramón Torres Molina que contempla una segunda instancia judicial que podía determinar su liberación.

El vocero del Movimiento Todos por la Patria, Adrián Wintemberg, dijo que «existe una gran indignación en los presos y sus familiares porque los diputados no han cumplido con su palabra». (Télam, DyN)

Malestar en el Congreso

La primera sesión en la Cámara Diputados tras el receso invernal fracasó ayer, en un clima de conflicto derivado de los ajustes de gastos dispuestos por la presidencia del cuerpo, que ejerce el radical Rafael Pascual.

Una protesta con paro total de actividades y una radio abierta en la calle organizada por la Asociación del Personal Legislativo (APL), para resistir el recorte del 12 por ciento a los salarios, mantuvo en jaque a Pascual durante gran parte de la jornada. Los diputados justicialistas adhirieron a la medida de fuerza y la sesión quedó demorada hasta las 17.30 .

Pero la Alianza no demostró demasiado interés en participar de una sesión en la que se esperaba una catarata de cuestiones de privilegio contra Pascual por las últimas medidas de ajuste.

Como corolario para el mal clima, Pascual recibió críticas hasta de Moyano, quien parapetado sobre la protesta de los empleados legislativos le recordó «la inconstitucionalidad de las medidas de ajuste» del Poder Ejecutivo. (Infosic)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Diputados frenó solución para presos de La Tablada