Docentes universitarios paran durante toda la semana

Desde  CONADU Histórica señalan que los salarios quedaron atrasados un  17% respecto de la inflación de 51% que se registró de marzo 2018 a febrero 2019. Esperan un alto acatamiento. 



Como se anunció la semana pasada los docentes universitarios llevarán  adelante un paro para exigir una recomposición salarial y que se convoque una mesa para discutir las paritarias 2019. Además piden más presupuesto.

La medida de fuerza se extenderá desde hoy hasta el 30 de marzo. Prevén un fuerte acatamiento en la Universidad Nacional del Comahue.

“Hay una pérdida salarial con respecto a la inflación superior al 17 por ciento  tomando que la inflación fue del 51 por ciento de febrero de 2018 a febrero de 2019 y los salarios cobrados a la fecha en sendas cuotas y sumas fijas fue del 34 por ciento”, comunicó  el secretario General de la Conadu Histórica, Luis Tiscornia.

Comentó que de esta  diferencia  la semana pasada el gobierno nacional sólo ofreció un 6,8 por ciento que fue rechazado “y  era una nueva suma en negro”.

Recalcó que no está todavía convocada la paritaria 2019. “Se está usando la paritaria 2018  y las clausulas de revisión como una maniobra de dilatar y  no se da respuestas para la paritaria de este año”, criticó.

Para  este año  solicitan una suba del 35 por ciento con base en las proyecciones inflacionarias  y con cláusula gatillo.

“Las clausulas de revisión este año quedó en que el gobierno impone una suba fija”,  repudió y pidió que se  pase al básico las sumas en negro.

Explicó que los montos fijos no van al básico por lo que no tienen descuento para obra social, jubilación y no entran para el cálculo de la zona desfavorable.

El viernes habrá un plenario y se definirá como continuarán las medidas de fuerza.

“El enojo y el malestar es grande así que eso indica que el acatamiento va a ser grande”, previó  el secretario General de la Conadu Histórica.

Otra de las demandas es el recorte en el presupuesto universitario. “Está disminuido un 20 por ciento con respecto al del año pasado y hay demoras en el envió mensual de esas partidas “, marcó Tiscornia.

Otro de las preocupaciones son “las becas estudiantiles que son los para los que tienen más dificultades económicas porque los que recibían becas Progresar no tuvieron ningún incremento nominal con respecto al año pasado por lo que bajó a la mitad”.


Comentarios


Docentes universitarios paran durante toda la semana