“Dólar atado”, la estrategia de Guzman en el primer trimestre

Luego de la fiebre registrada en el mes de octubre, el precio de la divisa se mantiene calmo, el blue camina por debajo del oficial y la brecha es mínima.

Corrían los primeros días del mes de noviembre de 2020 cuando tras la fiebre verde que llevó el dólar blue a valores récord, el Ministro de Economía Martín Guzmán explicitó por primera vez su estrategia de “llegar hasta marzo” en materia cambiaria. En la práctica, el plan del conductor económico incluyó señales de austeridad fiscal como el final del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), implementado al inicio de la cuarentena para contener a los sectores de menos recursos, y una estrategia financiera en base a venta de bonos nacionales con las que se pretendía influir en el precio del Contado con Liquidación, moderando así las expectativas. Al igual que previo a la reestructuración de la deuda con los privados, pocos creían que el joven funcionario tuviera éxito en su misión de mantener a raya el dólar durante el verano.


Transcurridos ya cuatro meses desde que Guzmán trazara su estrategia de corto plazo, y en vísperas del mes objetivo, vale decir que los números le dan la derecha al Ministro. Desde el récord registrado el 23 de octubre, cuando el blue llegó a $195, la cotización paralela retrocedió la friolera de $52, hasta ubicarse en los $143 a los que cerró el último viernes. Lo que en su momento era zozobra, hoy luce como un escenario de tranquilidad, justo cuando está por comenzar el periodo en que estacionalmente se produce el mayor ingreso de divisas por exportación agrícola, debido a la cosecha.


Cisne negro y brechas mínimas


Suele denominarse como un “cisne negro” a un suceso sorpresivo e inesperado, que tiene gran impacto a nivel económico, político o social. La pandemia es sin duda un claro ejemplo. También lo es la dinámica que en las últimas semanas tiene la cotización del dólar blue.

La cotización paralela se ubica hoy $13 (un 8,8%) por debajo del precio del dólar solidario o turista. Algo inverosímil para los cánones de la teoría económica. La misma estipula que ante restricciones vía precio o cantidad para determinado bien, emerge el “mercado negro” de dicho bien, donde las cantidades transadas son menores y el precio más alto que en el mercado oficial restringido.

Ideólogo. El Ministro de Economía Martín Guzmán trazó el objetivo de evitar la zozobra cambiaria hasta el tercer mes del año, a la espera de la cosecha.

Dicho en criollo, un ciudadano de a pie que hoy desea comprar divisas en el mercado oficial puede hacerse con un máximo de u$s 200 al mes, y debe abonar $156,8 por cada dólar ($94,8 es el precio oficial, más el 30% de impuesto País y más el 35% de adelanto por Impuesto a las Ganancias). El mismo ciudadano puede comprar en el mercado paralelo la cantidad de divisas que desee, y pagar $143 por cada dólar.


En la explicación del porqué de tal dinámica, confluyen una serie de factores. El del dólar blue se trata de un mercado oculto (nadie sabe bien donde queda). La AFIP aplica desde hace algunas semanas operativos selectivos sobre las cuevas de la City, lo que deprime la operatoria. Es a la vez un mercado pequeño con escaso volumen de operación diario, lo que lo hace sensible a movimientos marginales de oferta y demanda. La necesidad de las empresas de obtener pesos por cuestiones estacionales hace que la oferta de dólares en el mercado paralelo sea mayor, y la necesidad de las familias con capacidad de ahorro de gastar en pesos durante el verano, hace que la demanda en el blue sea menor. Ambas cosas mueven el precio hacia abajo. Influye además la estrategia monetaria que en los últimos meses aplica el Banco Central (BCRA). La autoridad monetaria busca de a poco quitar de circulación al menos una parte de la mega emisión monetaria que requirió el financiamiento de los programas para contener la pandemia como el IFE, el ATP o el Repro. Menos pesos en la plaza, es menos presión sobre la demanda de divisas.

El gráfico que acompaña la nota muestra el precio oficial y paralelo del dólar desde enero de 2019, y deja a la vista una serie de datos que permiten comprender la dinámica reciente del dólar. El año 2019 que incluyó elecciones presidenciales y cambio de mando en el Poder Ejecutivo de la Nación, culminó con una devaluación del tipo de cambio oficial del 63,5%. El año siguiente y pandemia mediante, la devaluación fue del 41%. En los dos primeros meses de 2021, el oficial ya avanzó un 6,7%. En los tres periodos descritos, el dólar marchó a una velocidad mayor a la inflación. Señales que indican que el precio actual del dólar es competitivo.
Otro indicio que surge al observar la serie, es que la tendencia a la baja del dólar blue refleja también un menor grado de incertidumbre del mercado para con la política económica de Guzmán. A diferencia de lo que se registraba en octubre, no existe hoy una fiebre por el dólar.

Si el interrogante es cuanto puede durar un escenario con el blue debajo del oficial, hay que decir que difícilmente la tendencia se sostenga en el tiempo, y muy probablemente el precio vuelva a empardar (e incluso superar) al solidario cuando las componentes estacionales de la demanda vuelvan a despertarse, o sencillamente cuando por simple arbitraje, los inversores detecten la oportunidad y comiencen a correr al blue.

No obstante, a nivel económico, es significativo comenzar el tercer mes del año con una sensible reducción en las brechas. Ese sea tal vez el mayor motivo que hoy tiene Guzmán para esbozar una sonrisa. La brecha entre el blue y la cotización en pizarra del Banco Nación, se ubica hoy en el 50,9%, el menor valor desde marzo de 2020 cuando la pandemia irrumpió en el país. No es un dato menor.


La distancia entre el blue y el precio oficial del tipo de cambio es crucial para el devenir de los sectores productivos. Desde que el BCRA anunció que las empresas que mantienen deuda en el exterior no podrían acceder en el mercado oficial a la totalidad de las divisas necesarias para pagar sus acreencias, lo que esas empresas deben hacer es comprar los dólares faltantes en el mercado paralelo o bursátil. Significa que una empresa en tal situación paga hoy un 27% menos por esos dólares que en el mes de octubre.

Una diferencia notable en cualquier ecuación financiera. Algo similar sucede con los exportadores. Los que venden soja en el exterior, liquidan sus divisas al tipo de cambio oficial menos el 30% de retenciones. En octubre un exportador de soja recibía un dólar de $58,7 y ese mismo dólar en el mercado paralelo valía $195, una brecha inverosímil del 232%. Hoy en cambio, el exportador recibe $66,4 y el blue se ubica en $143, una brecha del 115% que sigue siendo altísima, pero que significa menos de la mitad que en octubre.


La partida de las Reservas


El stock de Reservas del BCRA, es la partida subterránea que se juega al ritmo de lo que suceda en el mercado cambiario. El tercer gráfico que acompaña la nota, muestra de forma elocuente la evolución de las mismas desde 2019. Entre abril y diciembre de 2019, la entidad monetaria perdió casi u$s 28.000 millones, y durante 2020 salieron otros u$s 5.800 millones.
La autoridad monetaria conducida por Miguel Pesce parece haber logrado detener la sangría desde noviembre, e incluso los datos muestran que en los dos primeros meses del año, las Reservas crecen.


El problema emerge si al número que publica diariamente el BCRA se le descuentan los swap de monedas, los depósitos de privados y las tenencias de oro, las cuales no son líquidas. Se obtienen así las reservas netas o de libre disponibilidad, las cuales se ubican hoy apenas por encima de los u$s 3.000 millones. Luce escaso dentro de cualquier proyección, y ante la posibilidad, tal vez no cercana pero cierta en un año electoral, de que la demanda de divisas vuelva a acelerarse.

Engrosar ese número es el objetivo tácito que espera poder cumplir Guzmán durante el segundo trimestre del año.

Datos

$52
Lo que bajó el precio del dólar blue entre los $195 de octubre de 2020 y los $143 de fines de febrero 2021.
50,9%
La brecha que existe hoy entre el dólar blue y el oficial. Es la menor desde marzo 2020.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


“Dólar atado”, la estrategia de Guzman en el primer trimestre