Dura sentencia paraliza El Redil

La justicia revocó la resolución municipal que autorizaba la construcción de la tercera etapa del proyecto. La medida fue adoptada en el marco del amparo ambiental interpuesto por la asociación Civil Árbol de Pie.

BARILOCHE :: RÍO NEGRO

En un severo fallo el juez Civil Emilio Riat revocó la resolución municipal que autorizaba la construcción de la tercera etapa del club de campo El Redil, paralizó las obras hasta que se tomen los recaudos ambientales pertinentes e impuso las costas del proceso judicial al municipio y a la empresa Urban Land S.A.

La medida fue adoptada en el marco del amparo ambiental interpuesto por la asociación Civil Árbol de Pie ponderó la decisión del magistrado y lamentó que el “tortuoso y desgastante” camino iniciado ante la “secuencia de incumplimientos” que jalonó la aprobación del emprendimiento inmobiliario ubicado a orillas del lago Moreno.

Los amparistas Mariana Dominguez y Juan Paternó recordaron que, en el marco del largo litigio judicial, el 18 de agosto del año pasado se le impulso una multa diaria de $300 al municipio “debido a su obstinado incumplimiento, montos que deberán ser abonados de las arcas publicas”.

El fallo de Rait revocó la resolución 2.897-I-2010 autorizó a los inversores a ejecutar la tercera etapa del barrio cerrado, que contempla la construcción de un hotel de categoría sobre el morro rocoso que se erige junto a las playas del Moreno.

La providencia municipal, que siguió a la aprobación del estudio de Impacto Ambiental presentado por Urban Land SA y la audiencia pública realizada el año pasado intentó zanjar el largo litigio judicial sostenido durante años entre el emprendimiento inmobiliario y la organización ambientalista, que recurrió la decisión ante la justicia.

El magistrado entendió que la resolución municipal se dictó dar cumplimiento a la “obligación impuesta por el STJ” y puntualizó que “no se acreditó que el cúmulo de piezas tomadas como estudio de impacto ambiental fueran redactadas y firmadas por una persona debidamente habilitada al efecto por la autoridad de aplicación provincial”, el Codema.

En abril de 2009 el Superior Tribunal impuso al municipio la obligación de “completar regularmente el procedimiento de evaluación de impacto ambiental” y de “dar respuesta a los temas planteados por los amparistas y oportunamente abordados por la perito bióloga forense”.

Entre esas inquietudes figuraban: la recolección y disposición de basura, contaminación del aire, agua potable y disposición de líquidos cloacales, ruidos y vibraciones, ordenación del uso de la tierra, valores de densidad, potencial contaminación del Lago Moreno, modificación del ecosistema, restricciones sobre el morro y su ladera este, reforestación necesaria y recaudos paisajísticos.

“Las obras del emprendimiento El Redil seguirán indefinidamente suspendidas hasta que se cumplan con todas las normas ambientales y con la obligación de efectuar acabadamente con lo ordenado en el fallo del Superior Tribunal de Justicia” sostuvo Árbol de Pie.

Agencia Bariloche


Comentarios


Dura sentencia paraliza El Redil