Duro con los ilegales



WASHINGTON.- El presidente estadounidense, George W. Bush, aprobó ayer mayores recursos para el control de la frontera y las expulsiones de inmigrantes ilegales, al tiempo que prometió trabajar con el Congreso para crear un estatuto temporal para los trabajadores extranjeros.

El mandatario firmó la ley que otorga al Departamento de Seguridad Interior (DHS) un presupuesto de 30.800 millones dólares para el año fiscal 2006, 1.800 millones más que en el 2005, y que incluye 7,5 millones de dólares para “tratar el serio problema de la inmigración ilegal'.

“Esta ley otorga más de 2.300 millones de dólares para las patrullas fronterizas, de modo que podamos impedir mucho más la entrada de inmigrantes”, afirmó Bush. “En otras palabras, estamos ampliando el número de agentes de una manera racional”. (AP)


Comentarios


Duro con los ilegales