Echan a penitenciarios y harán ADN





PARANA (Télam).- Los investigadores del secuestro de Fernanda Aguirre, desaparecida hace 10 días, ordenaron ayer practicar estudios de ADN sobre muestras recogidas debajo de las uñas del principal sospechoso del caso para determinar si alcanzó a rasguñarla durante el presunto ataque, al tiempo que fueron suspendidos los tres penitenciarios que realizaron el informe que le permitió las salidas de la cárcel.

Las pericias fueron ordenadas tras la declaración de un sobrino del acusado que manifestó que su tío, Miguel Angel Lencina, forcejeó con la niña, por lo que pudieron haber quedado restos de piel debajo de sus uñas. En caso de que el ADN de esas muestras coincida con el patrón genético de Fernanda, el cotejo se convertiría en una evidencia científica concreta para apoyar los testimonios que vinculan a Lencina con la desaparición de Fernanda, entrerriana de 13 años.

En tanto, tres profesionales del Servicio Penitenciario de Entre Ríos fueron pasados a disponibilidad y se les inició un sumario administrativo para determinar su responsabilidad en el informe que lo calificó con un 9 en conducta y permitió la salida socio laboral de Lencina. El director del Servicio Penitenciario, Horacio Pascual, informó que los funcionarios suspendidos son el psicólogo Eduardo Galotti, la licenciada en servicio social, Norma Sosa, y el médico clínico Hugo Chichi. Pascual adoptó la medida con el fin de saber si los estudios criminológicos que se realizaron a Lencina fueron correctos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Echan a penitenciarios y harán ADN