El diputado kirchnerista Eduardo Valdés le pide la renuncia a Sergio Massa

La onda expansiva del triunfo de Javier Milei en las PASO no deja de crecer. El peronismo comienza a acusar el golpe, y pone el foco sobre el doble rol de ministro y candidato que juega Massa.

La onda expansiva del cachetazo electoral que Javier Milei le propinó al gobierno el pasado fin de semana, continúa creciendo. Al impacto económico del día despues, que incluyó una devaluación del tipo de cambio oficial, una suba de tasas de interés y el dólar blue desenfrenado, comienzan a sumarse además los pases de factura políticos.

El peronismo empieza a acusar el golpe, y a advertir que si no aparecen cambios notorios y significativos en la estrategia proselitista de cara a las generales de octubre, es cada vez más probable que el poder quede en manos de la oposición, y muy probablemente en manos de Javier Milei.

En este sentido, el primero en alzar la voz fue el diputado nacional Eduardo Valdés, de estrechos vínculos con Cristina Fernández de Kirchner, y muy cercano a Alberto Fernández. El dirigente manifestó explícitamente durante una entrevista con C5N, que le pedirá a Sergio Massa que de un paso al costado en el Ministerio de Economía, a fin de concentrarse en la campaña electoral.

«Le voy a pedir a Massa que termine ese viaje que tiene que hacer la semana que viene, que baje al llano y deje el Ministerio de Economía en manos de otro. Necesitamos un candidato que no tenga la responsabilidad todos los días del Ministerio de Economía«, indicó Valdés.

Valdés no obstante, se encargó de destacar la labor de Massa frente a la cartera económica, y de resaltar que pese a la situación económica el oficialismo esté en carrera hacia octubre. «Creo que hizo lo inimaginable para estar hoy como estamos, porque si tenemos los 27 puntos que sacamos mucho tiene que ver Sergio Massa», señaló Valdés.

El peronismo lame sus heridas y se siente atrapado por el corset de la coyuntura económica, que amordaza a su principal figura política en 2023. Una fuente de segunda línea de Unión por la Patria que participó en una cena organizada por Carlos Heller previo a las PASO, donde expusieron Sergio Massa y Agustín Rossi, lo describió con elocuencia: «el discurso de Sergio no emociona a nadie, necesitamos volver a enamorarnos», deslizó en off.

Es lo que siente gran parte del oficialismo tras la derrota del domingo, en especial en las provincias donde gobierna el peronismo. El rol de Sergio Massa como conductor de la economía nacional, lo obliga a ser cuidadoso en cada una de sus definiciones, sus gestos, sus apreciaciones. Ello le impide «embarrarse» en la campaña y subir por ejemplo el tono de sus declaraciones, frente a la potencia del discurso que ostenta Javier Milei.

«Le voy a pedir a Massa que baje al llano y deje el Ministerio de Economía en manos de otro. Necesitamos un candidato que no tenga la responsabilidad todos los días del Ministerio de Economía»

Eduardo Valdés, diputado nacional Unión por la Patria

En este sentido, el primero en sugerir «la dificultad» por la que hoy transita Sergio Massa, y junto a él todo el peronismo, fue el Presidente Alberto Fernández. Fue a mediados de mayo, cuando aún se discutían las candidaturas en medio de una encarnizada interna oficialista. En un acto oficial, el mandatario hizo una referencia supuestamente referida a su renuncia a la reelección, pero que todo el mundo interpretó como un mensaje teledirigido para Massa.

«La inflación es un problema y tenemos que combatirla. Y para hacer eso, no puedo ser candidato. Tengo que ser presidente. Tengo que dedicar todo mi tiempo a eso», manifestó aquella vez el Presidente. La «sugerencia» era que Massa no podía ser Ministro y candidato a la vez. La coyuntura trae a memoria aquella premonición.

Los rumores vuelan, en medio de un clima de altísima tensión cambiaria y financiera. La agenda oficial señala que Massa viajará a Whashington a negociar con el Fondo, y que la semana que viene el board del organismo aprobaría el desembolso de u$s 7.500 millones para fines de agosto.

Las versiones indican que una posible salida de Massa implicaría que el sea alguien de estrecha confianza del Ministro y parte de su equipo económico quien asuma la titularidad de la cartera más caliente. En esa lista figuaran el Vice Ministro de Economía, Gabriel Rubinstein, el director del Banco Central, Lisandro Cleri, y el titular de Aduanas, Guillermo Michel.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios