Exclusivo Suscriptores

El dólar converge en los $ 1.000, con excepción del comercio exterior: los efectos de las medidas

El Gobierno aumentó los impuestos para gastos con tarjeta y Dólar Ahorro y acercó la cotización de la divisa a las opciones financieras. El blue cayó a $ 1.045.

Las últimas medidas del Gobierno y el accionar del mercado lleva al precio del dólar a converger en torno a los $ 1.000, salvo para las operaciones de comercio exterior. De todas formas, este no puede ser tomado como un precio de referencia en el largo plazo sino como un valor coyuntural de transición hasta que el presidente electo, Javier Milei, tome las primeras decisiones de gobierno.

El plan de Milei tiene un objetivo irrenunciable: levantar el cepo lo antes posible y dejar que el precio del dólar surja por libre competencia de oferta y demanda. Pero para llegar a ese destino planteó una serie de pasos y el primero es solucionar el tema de las Leliqs, que son las letras del Banco Central que demandan el pago de billonarios intereses que se cubren con emisión monetaria.

En consecuencia, los precios de los diferentes tipos de cambio a la fecha pueden no tener ninguna correlación con el valor que alcanzarán en pocos meses.

En esta confluencia, el Gobierno aumentó impuestos y elevó el precio del dólar para compras con tarjetas y el Ahorro a $ 950.

Lo hizo mediante una Resolución de la AFIP que subió la percepción a cuenta del impuesto a las Ganancias de 45% a 100%.

En consecuencia, sobre el precio del dólar oficial la carga impositiva para estas dos variantes es de 155%.

Además de reducir la demanda de divisas por la falta de reservas, la medida corrige una distorsión por la que un consumidor hasta el miércoles podía comprar bienes y servicios a $ 760 y cancelarla vendiendo dólares a $ 980 en la Bolsa o a $ 1.080 en el paralelo.

Por su parte, los dólares financieros también cotizan en torno a los $ 1.000. El MEP subió en la jornada un 2% y cerró a $ 1.066, mientras que el Contado con Liquidación (CCL) avanzó 1,6 % a $ 962. A esta lista se puede agregar el dólar LEDE que vale $ 985 y Dólar SENEBI que cotizó a $ 1.005, que son mercados en los que no impacta la intervención del Banco Central.

De esta manera el “blue”, el “dólar Bolsa”, el “Ahorro” y el “Tarjeta” tienen un valor entorno a los $ 1.000.

En lo que respecta al dólar oficial, la devaluación del día fue de 0,05% y lo llevó a $ 374,51 y en el caso del mayorista ajustó 0,14% para pasar a $ 356,95.

De esta forma y debido al esquema de liquidación vigente (50% mercado oficial – 50% CCL) los exportadores puede acceder a un tipo de cambio del orden de los $ 640.

En lo que respecta al mercado oficial de cambios no se observaron variantes. Con una presencia casi nula del sector exportador y sin autorizaciones para pagar importaciones, el Banco Central terminó la rueda de hoy con una compra de U$S 25 millones, que elevó al balance mensual a U$S 480 millones.

En otro orden, en una nueva licitación de Leliqs los bancos volvieron a tomar la misma posición que el martes pasado y renovaron apenas poco más del 10% de sus tenencias, convirtiendo el resto en pases a un día. Este resulta un mecanismo de defensa a la espera del plan que aplicará Milei para solucionar este problema


Polémica por el nuevo impuesto


Tributaristas advirtieron que la resolución de la AFIP que aumentó las percepciones trae aparejadas algunas decisiones que perjudican a los contribuyentes.

Si bien el cobro del impuesto se aplicará sólo sobre las compras realizadas a partir de hoy, la devolución de los gravámenes fue postergado hasta el ejercicio 2025 lo cual por efecto de la inflación licuará su valor.

El tributarista Sebastián Domínguez explicó que “las percepciones del 45% y 25% que se practicaron hasta el 22 de noviembre podrán ser computadas en las Declaraciones Juradas del Impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del Período Fiscal 2023 que vencen en junio 2024”.

“En cambio, las percepciones del 100% y del 25% que se practiquen desde el 23 de noviembre hasta el 31 de diciembre podrán ser computadas en las Declaraciones Juradas del Impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del Período Fiscal 2024 que vencen en junio 2025”.

“Dado que el monto de las percepciones no se ajusta por la inflación ni genera intereses a favor del contribuyente, las mismas quedarán totalmente licuadas por la inflación”, sentenció.

En sentido similar se pronunció el tributarista Diego Fraga quien a través de su cuenta de Twitter enfatizó: “Ese impuesto que les perciben jamás lo van a poder usar”.

Por su parte, César Litvin, consideró que “esto tiene un perverso efecto licuación. Me cobran hoy y lo computo dentro de 17 meses. Disparate”.


Comentarios