¿Sube o no?: qué pasará con la tasa de interés de los plazos fijos, a días de la asunción de Milei

Los analistas de la City porteña creían que el Banco Central dictaminaría una suba, con el fin de evitar una brusca salida de los depósitos ante una inminente devaluación del dólar. La máxima autoridad monetaria tomó una decisión.

En medio de la transición presidencial, el Directorio del Banco Central (BCRA) analizó este jueves la posibilidad de implementar una nueva suba de tasas de política monetaria (incluida la del plazo fijo). Sin embargo, la posibilidad se descartó y, por ahora, la mantendrá como estaba.

Esto ocurre a tan solo 17 días del traspaso de mando entre Alberto Fernández y Javier Milei. ¿Cuáles son las razones y cómo queda el rendimiento del plazo fijo?

El Central aumentó, a mediados de octubre, las tasas de interés para los depósitos a plazo fijo y la Tasa Nominal Anual (TNA) se estableció en el 133%, mientras que la Tasa Efectiva Anual (TEA) quedó en 253% con un rendimiento mensual del 11%.

Pese al momento de alta tensión política y económica, finalmente quedará igual. «Van a esperar», según informó una fuente especializada.


La expectativa de los analistas sobre la tasa de interés


Algunos analistas de la City porteña creían que el Banco Central decidiría ajustar al alza las tasas antes de la asunción del nuevo mandatario. Esto con el fin de contener una eventual salida de depósitos hacia el dólar, fenómeno fomentado por la expectativa de un tipo de cambio más alto.

«Al ser Milei el presidente electo, la suba de tasas debería ser suficientemente atractiva como para tomar el riesgo de no dolarizarse ante una devaluación inminente por parte del próximo gobierno y de quedar atrapado en un tipo de «Plan Bonex», aunque el presidente electo sostuvo que no lo hará», señaló el economista Pablo Ferrari.


Por qué el Banco Central mantendrá la tasa de interés


Tras un arduo análisis por parte del directorio, la máxima autoridad monetaria decidió finalmente no subir la tasa. Se esperaba que lo hiciera por entre 700 o 1.000 puntos básicos, para tentar a los ahorristas y cubrir la inflación esperada para noviembre a fin de ayudar a poner un freno a los dólares financieros y al blue, que están subiendo en los últimos días.

Sin embargo, el regulador monetario decidió no hacerlo finalmente. Y es que queda muy poco tiempo de la actual gestión y la inflación de noviembre se ubicó por debajo del rendimiento mensual del plazo fijo tradicional (fue del 8,3% contra 11% de rendimiento).

El próximo dato del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se conocerá recién el 12 de diciembre, después del traspaso de mando y habrá que esperar a ver si en ese momento habrá novedades. El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) estimó que la inflación de noviembre -que se conocerá el mes próximo- en 11,5%, algo por encima de la tasa del plazo fijo.

Con información de Ámbito


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios