Impuesto a las importaciones: qué sectores están alcanzados, ¿afecta a celulares y autos?

Este lunes se publicaron una serie de medidas dirigidas a consolidar la situación fiscal. Una de ellas fue la ampliación del Impuesto PAIS para la importación de bienes y servicios. La alícuota será del 7,5%, lo que podría trasladarse a los precios.

Tras conocerse que hubo acuerdo técnico con el FMI, el Gobierno dio a conocer este domingo un importante paquete de medidas económicas orientado a fortalecer las reservas del Banco Central y consolidar la situación fiscal.

Además de establecerse un dólar diferencial para las economías regionales y el maíz de $340 y la unificación del dólar ahorro con el tarjeta, se extendió la aplicación del impuesto PAIS.

Ahora el gravamen se aplica a las importaciones, tanto de bienes como de servicios, a excepción de los productos que se destinan a la canasta básica y los sectores vinculados a la energía. También, aquellos que al mismo tiempo exportan e importan, si pagan sus importaciones con las exportaciones quedarán exceptuados del pago de IVA y del Impuesto PAIS.

El Gobierno formalizó la aplicación del impuesto PAIS a la compra de divisas para la importación de una serie de bienes y servicios, a través del decreto 377/2023 publicado hoy en el Boletín Oficial. La norma aclara que no se grava la importación de los bienes y servicios, sino la compra de billetes para hacer esa operación, ya que quien tenga dólares podrá utilizarlos sin pagar este impuesto.

De esta manera, se generaliza el Impuesto PAIS al 25% para todos los servicios, excepto: (i) Fletes, que se le aplicará la alícuota del 7,5%; (ii) Salud y Educación, exentos por artículo 36 de la Ley 27.541, y; (iii) Recitales, que ya paga el 30% y permanecerá sin cambios.

A su vez, se generaliza el Impuesto País al 7,5% para todos los bienes, excepto: (i) Medicamentos y material para combatir el fuego, exentos por artículo 36 de la Ley 27.541, (ii) Suntuarios, que ya pagan el 30%, (iii) Combustibles, lubricantes, bienes vinculados a la generación de energía, así como insumos y bienes intermedios vinculados a la canasta básica alimentaria, seguirán sin pagar este impuesto.

De acuerdo con el decreto, la percepción se aplica sobre todas las importaciones, incluidos los ingresos a Zona Franca y Área Aduanera Especial de Tierra del Fuego.


Impuesto a las importaciones: cómo afecta a la industria automotriz


Asimismo, se estableció que las importaciones temporales de automotrices quedarán fuera del alcance del Impuesto PAIS en la medida de que el “pago” de la importación se efectúe luego del “cobro” de la exportación relacionada y/o prefinanciación o mediante un anticipo con fondos propios.

Por lo que los modelos fabricados en Argentina no tienen que pagar el 7,5% de el nuevo impuesto, pero casi todos tienen entre un 25% y un 45% de partes fabricadas en el país, y el resto es material importado.

Por lo tanto, solo el porcentaje de autos que se fabriquen en Argentina para la exportación no tendrían que sufrir ese impacto en sus costos, pero todos los autos que se queden en el mercado interno, sí lo pagarán.

Por ejemplo, si un modelo X se fabrica en Argentina con un 50% de componentes importados, y el 50% de esa producción se exporta, los vehículos que queden en nuestro mercado, tendrán un aumento de costos del 3,75% por sus componentes importados.

Los autos podrían tener tres aumentos entre el 24 de julio y fines de agosto, por el impuesto nuevo, por la inflación y por la nueva escala que determina el ingreso al régimen de autos de lujo

Por supuesto que ese aumento del 3,75%, puede ser del 4% o del 5%, dependiendo de si la proporción de componentes nacionales es menor, por ejemplo del 30% y no del 50 por ciento.


Impuesto a las importaciones: cómo afecta a la electrónica


Por su parte, la medida fue recibida con relativa sorpresa en el sector de electrónica y celulares. Hoy fue una mañana de intensas reuniones destinadas a analizar los anuncios y estimar el real impacto que tendrán en el sector; en concreto, si habrá traslados a los precios de los productos.

Estamos con una serie de reuniones para determinar a qué tipos de insumos alcanza. Lo estamos analizando”, dijeron en la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales de Electrónica (Afarte), que nuclea a las empresas que fabrican en Tierra del Fuego.

“No tenemos comentarios”, destacaron desde uno de los principales fabricantes de celulares del país. “Es lógico si hay traslado a precios, aunque no podría decir desde cuándo, lo estamos definiendo. Por ahora, hay Precios Justos hasta agosto”, dijeron desde otro de los grandes del mercado móvil en referencia al plan oficial que sumó este año nuevamente a los smartphones.

“Hay que ver si es para bienes de consumo y qué pasa cuando se exportan al continente. También hay resta saber si la medida será para los despachos nuevos y impacta también en los despachos ya ingresados, pendientes de pago por los plazos de las Sira. Lo cierto es que hoy está todo paralizado, en todos los sistemas, no se están haciendo transacciones. El 7,5% no parece tan grave, nos lo tomamos casi con alegría”, ironizó el CEO de la compañía. “En rigor no es una cifra que deja a nadie afuera del juego. Lo que sí pasará que irá todo a precio. ¿Cuánto? Estimamos que un 5 por ciento, que en este contexto inflacionario no parece cambiar mucho”, dijo.

“Por lo que se sabe, se aplicaría el impuesto a las importaciones para Tierra del Fuego. Si es así, lógicamente que subirán los costos y, previsiblemente, los precios. No parece algo de vida o muerte para la producción allí. Quizás hagan traslado parcial inicialmente: no sería un 7,5% directo sobre el costo final, sino sólo sobre los costos en dólares”, aseguró un analista y consultor.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios